Política

Senado: Macri, disgustado con Rozas, le pidió a Sanz que busque otro jefe de bloque

El presidente se enojó por la falta de respaldo en el Senado y el trato a Peña. El formoseño Naidenoff sería el candidato a reemplazarlo

rozas

Mauricio Macri está furioso con Ángel Rozas por no conseguir el suficiente respaldo en el Senado, y le pidió a Ernesto Sanz que busque otro radical para conducir el interbloque de Cambiemos.

El nombre que más fuerte suena, según informó La Política Online, para su reemplazo el Luis Naidenoff, de Formosa, quien ya fue presidente del bloque UCR y este año es invitado fijo en “Intratables” para defender a Macri.

LEA MÁS  Correo Argentino: Aguad reconoció "un prejuicio contra el Estado, pero la quita la hizo el kirchnerismo"

El presidente terminó de estallar contra Rozas cuando, tras la exposición al Senado de Marcos Peña, el chaqueño dio su discurso de cierre dejando frases poco felices, como “Macri tomó medidas sociales y yo admito que no lo esperaba”, y dijo no estar de acuerdo con el subsidio al petróleo, que mantiene el crudo al precio más alto del mundo:  “Yo no estuve de acuerdo antes ni estoy de acuerdo ahora”.

LEA MÁS  El kirchnerismo midió a una figura de C5N para que sea candidato

El presidente, aún herido por la inacción del Senado para frenar la ley antidespidos, vio cómo Rozas encargó un informe de los senadores radicales con arduas críticas a su gestión económica, que fue distribuido en los despachos de sus correligionarios.

 

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Macri vuelve de España en un vuelo de Aerolíneas Argentinas

El presidente cerró su visita en España y volvió al país en un vuelo de línea de Aerolíneas Argentinas, el primero que toma desde que llegó a la Casa Rosada

macri http://www.nexofin.com/archivos/2017/02/macri-8.jpg

Declaran alerta roja por ola de calor en la Ciudad y el Gran Buenos Aires

DYN20.JPG http://www.nexofin.com/archivos/2015/02/dyn20-11.jpg

Es la máxima advertencia del Servicio Meteorológico Nacional, lo que significa que existe un riesgo “alto-extremo” sobre la mortalidad