Caso José López

Dady Brieva, sobre López: “El problema es que no sabía dónde esconderla”

El actor escribió una extensa carta donde hizo una autocrítica pero aprovechó para arremeter contra el Gobierno. "No me van a correr por el lado de la corrupción. Tenemos problemas y dirigentes que nos dan asco pero que ellos, que se quedaron con Papel Prensa en una sala de tortura, no me van a venir a hablar de moral", dijo

Dady-Brieva

Dady Brieva escribió una columna sobre sus sentimientos respecto a la detención del ex secretario de Obras Públicas José López, quien fue descubierto ayer mientras intentaba ocultar casi 9 millones de dólares provenientes de la corrupción en un monasterio de General Rodríguez.

Titulada “Triste y enojado: tenemos que ser mejores”, Brieva da rienda a su catarsis en el sitio Nuestras Voces. “Fue como un accidente de familia”, comienza la columna de opinión también tuiteada por la cuenta @CasaRosadaAR.

“Pensé que podía haber más involucrados. Y cuando respiré por segunda vez me di cuenta de que cuando me enamoro no veo. Y sigo creyendo profundamente, apostando a lo que amo: a los sesenta años de peronismo y a los doce de kirchnerismo”, escribió el actor.

Sin embargo, aclaró: “Eso no quiere decir que no esté triste y enojado. Lo estoy”, escribió. Y, acto seguido, criticó al Gobierno: “Entre los dirigentes del macrismo ocurren cosas que no son excepciones sino que son una lógica que está atada a esa propuesta política: tienen a Angelo Calcaterra y a Carlos Melconian”.

En su siguiente argumentación, surgió una frase llamativa: “Acá ahora hay toda una discusión sobre lo que pasó con José López y florecen las críticas y ataques por todos lados. En todo caso, el problema es que ese tipo no sabía dónde esconderla pero los Panamá Papers muestra cómo otros sí saben dónde esconderla”, subrayó. “No me imagino a algunos empresarios, de los más grandes, no sabiendo qué hacer con plata que no pueden explicar”, sumó.

“Recuerdo amigos míos que se quedaron sin la obra social y por el otro lado aparecen esos billetes”, reprochó el ex Midachi. “Eso está dentro de las generales de la ley de lo que le puede pasar a un movimiento que tiene sesenta años y es el más grande de la historia de la Argentina”, continuó Brieva. “Me avergüenza, pero no me amilana”, avisó.

“No me van a correr por el lado de la corrupción. Tenemos problemas y dirigentes que nos dan asco y no están a la altura de las circunstancias pero que ellos, que se quedaron con Papel Prensa en una sala de tortura, no me van a venir a hablar de moral con la bragueta abierta. Eso no lo permito”, se despachó el ex líder de Midachi.

Por último, Brieva sentenció que debían “mejorar para poder volver”. “Volveremos para ser mejores. Tendríamos que ser mejores para volver. Si no, esto habrá sido histeria. Y si los momentos malos no sirven para volver, uno se convierte en gil”, se sinceró el reconocido actor.

López, mano derecha del ex ministro de Planificación Julio De Vido, fue detenido ayer cuando intentaba esconder millones de dólares provenientes de la corrupción K. Durante los 12 años de kirchnerismo ocupó la misma y codiciada oficina: la de Obras Públicas.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Gran corrupción: Scioli y su entorno, más complicados por las causas judiciales

Son varios los frentes abiertos en los que la Justicia avanza sobre denuncias por posibles actos de fraude y lavado de activos a través de empresas fantasma

Vergüenza internacional: la Argentina fue excluida de las pruebas PISA

La organización cree que el gobierno de Cristina Kirchner modificó arbitrariamente los lugares donde se tomaron los exámenes para alterar los resultados