Vaticano

El Vaticano y los gastos descontrolados de directivos de Scholas

El desmanejo es tan grande, que los propios directores no saben por qué el Papa Francisco aún no desintegró el programa. La institución ahora depende de la Fundación Pía Autónoma del Derecho Pontificio

Todavía existen diferencias y hay motivos. El desplante del papa Francisco a Mauricio Macri, a quien le rechazó 16 millones de pesos que donó a la fundación Scholas Ocurrentes, esconde una interna entre la cúpula del Vaticano y la fundación encabezada por José María del Corral, que hizo del fútbol una parte sustancial de su iniciativa global por la paz y el progreso social.

Según indica el portal La Política Online, las autoridades de Scholas están en la mira de los asesores del Papa, que puso al arzobispo Marcelo Sanchez Sorondo a controlarlos. De hecho los sacó del Vaticano y la institución ahora depende de la Fundación Pía Autónoma del Derecho Pontificio.

Fuentes con acceso al Vaticano, aseguraron que por este tema puntual el Papa no está enojado con Macri por la donación, sino que apunta a los directores y Enrique Palmeyro porque quieren usar los fondos para gastarlos a su antojo.

El enojo fue el siguiente: “Ustedes no tienen derecho a aceptar ese dinero de un Gobierno que tiene que atender incontables urgencia sociales”.

Otro de los golpeados por el escándalo es Lisandro Borges, que es quien organiza el Partido por la Paz con futbolistas de todo el mundo. Ese evento lo organizó en conjunto con el argentino Roberto Sarti, también en la mira de los asesores del Papa.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Procesan a ex titular de Casa de la Moneda por gastos millonarios con dinero público

La Justicia estableció que Katya Daura usó casi 7,5 millones de pesos para contratar tres vigilantes privados, dos choferes, cámaras de seguridad en la vivienda, y seguimiento satelital de los vehículos del grupo familiar

CILFA, la “intocable”: denuncian connivencia de laboratorios en aumentos de remedios

Desde el Colegio de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Ciudad de Buenos Aires advierten que desde diciembre, son los laboratorios los que deciden los precios; el rol de la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos