Política

Corte Suprema: el kirchnerismo quiere tratar la ampliación antes de pliegos

El debate se hará pasado mañana en un plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales, de Justicia, de Presupuesto y de la Banca de la Mujer

En las vísperas de una sesión trascendente en el Senado, donde se debatirá la designación de dos nuevos jueces a la Corte Suprema, el Frente para la Victoria (FPV) impulsará en comisión los proyectos para ampliar el número de miembros del máximo tribunal.

Según detalla el diario La Nación, una idea que divide las aguas en el oficialismo y que el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, rechaza de plano.

El debate se hará pasado mañana en un plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales, de Justicia, de Presupuesto y de la Banca de la Mujer, todas ellas presididas por el kirchnerismo.

Sugestivamente, se realizará el día previo a la sesión que convocó el oficialismo para discutir los pliegos de sus dos candidatos a integrar la Corte, Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz. Para el oficialismo la jugada del FPV no tiene otro objetivo que presionar al Gobierno para que abra el juego político en la integración del máximo tribunal.

Hay 11 proyectos de ley en danza, la mayoría de la oposición. Todos ellos proponen modificar la ley 26.183, aprobada durante la presidencia de Néstor Kirchner, que estableció en cinco el número de miembros de la Corte con el argumento de terminar con la manipulación política que realizan los gobiernos de turno con las designaciones en el tribunal.

Paradójicamente es ahora el kirchnerismo de paladar negro el que quiere borrar con el codo lo que sancionó en 2006 con su mayoría en el Congreso: en un proyecto propone elevar a 13 la cantidad de miembros de la Corte. Algunas iniciativas la amplían a siete, otras a nueve.

Además, le fijan al Presidente criterios a la hora de elegir los candidatos; la mayoría propone un cupo de mujeres y otros la representación por regiones en el alto tribunal.

El proyecto del kirchnerismo tiene como autor al senador Marcelo Fuentes, presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, y sumó el apoyo de 13 de sus colegas de bloque (aunque no la de su presidente, Miguel Pichetto).

La Corte pretendida por Fuentes estaría conformada por 13 miembros divididos en cuatro salas especializadas, con representación federal y de género, y “respeto por los derechos humanos”.

En cambio, el proyecto de Juan Manuel Abal Medina (FPV) -cercano a Pichetto- propone ampliar a siete el número de miembros de la Corte, con el aditamento de que no podrá integrarse por más de cuatro jueces del mismo género.

Ergo, si Rosenkrantz y Rosatti finalmente conforman el alto tribunal, los próximos dos nombramientos a la Corte deberían ser de mujeres.

El proyecto apunta, además, a afianzar la diversidad de procedencia en la estructura de la Corte, asegurando que las distintas regiones se vean representadas.

Votos en pugna

Con el fallecimiento de Carmen Argibay y las renuncias de Carlos Fayt y de Eugenio Zaffaroni, la Corte hoy está integrada por sólo tres miembros: Lorenzetti, Elena Highton y Juan Carlos Maqueda. Con la designación de Rosenkrantz y Rosatti, se completaría la nómina de cinco miembros, pero el peronismo quiere doblar la apuesta y meterle presión al Gobierno.

En el oficialismo las posiciones están divididas: a la UCR no le disgusta la idea de tener un representante propio y la ampliación le daría una oportunidad para ello, pero Macri y su círculo más cercano no creen conveniente ingresar en una nueva pulseada política. Lorenzetti, en tanto, ya hizo saber sus objeciones: un tribunal demasiado amplio licuaría el poder que hoy ostenta allí.

La discusión por el número de miembros de la Corte se da en momentos en que el oficialismo está lanzado a una carrera desesperada por reunir los dos tercios de los votos necesarios (48 en total, si hay asistencia perfecta en el recinto) que confirmen el ingreso de Rosenkrantz y de Rosatti al máximo tribunal.

No la tiene fácil: el bloque Cambiemos cuenta apenas con 15 integrantes. El FPV tiene 42 miembros, de los cuales una quincena -el kirchnerismo más duro- ya anticipó su rechazo a los pliegos de los candidatos del Gobierno. Pichetto, jefe de bloque, es proclive a apoyar las designaciones propuestas por el Gobierno luego de que éste accediera a varios reclamos de los gobernadores.

Por caso, en la ley de pago de la deuda a los jubilados que se votará -también este miércoles- en Diputados, se ratifica la devolución a las provincias, en forma escalonada, del 15% de los recursos coparticipables que les retenía la Anses.

Asimismo, el Gobierno se comprometió a cubrir a futuro los déficits de las cajas previsionales no transferidas a la Anses en la década de los 90 y propuso un plan de pago en 90 cuotas que las provincias tienen con la Nación en materia de aportes previsionales.

Con estos gestos, el oficialismo descontaba que alcanzaría los votos necesarios para aprobar los pliegos de sus dos candidatos a la Corte. Sin embargo, el kirchnerismo y los senadores de San Luis quieren discutir la ampliación del alto tribunal.

El jefe del bloque de senadores radicales, Angel Rozas, negó que el oficialismo esté “negociando” ampliar la cantidad de integrantes de la Corte para que la oposición le preste los votos para aprobar las designaciones de Rosenkrantz y Rosatti.

“No hay ningún toma y daca”, sostuvo Rozas, quien se dijo “muy optimista” en que el oficialismo alcanzará los votos en el recinto.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Macri y su equipo culmina su “retiro espiritual” con muchos objetivos para 2017

La reunión en el complejo turístico de Chapadmalal que termina hoy al mediodía cierra con una cantidad numerosa de objetivos para el próximo año

Cuál fue la ausencia más notoria del retiro en Chapadmalal

La reunión en la costa marplatense contrasta con la modalidad implementada durante el kirhcnerismo, donde no eran habituales las reuniones de Gabinete