Salud

Cuerpo perfecto: cómo tener una rutina de fitness exitosa

¿Cuáles son los desaciertos imperdonables en una rutina fitness?

fitness

No importa si alguien comienza a entrenar o lleva años yendo al gimnasio. Hay una serie de errores que se cometen una y otra vez sin que nos demos cuenta, y no sólo pueden llevar al aburrimiento o a no ver los resultados esperados, sino también pueden aumentar el riesgo de lesiones.

1. Pasar horas en una máquina de cardio

El ejercicio cardiovascular es esencial para perder grasa, pero si se pasa más del 50% del tiempo de entrenamiento sólo abocado a este tipo de ejercicio, se está cometiendo un error. Para estar realmente en forma, se debe complementar con trabajo de pesas. De esta manera, el cuerpo drenará sus reservas de glucógeno, por lo que si después se hacen 20 minutos de cardio, se quemarán más grasas.

2. Esconderse en el fondo de la clase

Aunque ejercitarse en grupos es mucho más divertido, muchos se anotan en clases sin tener ninguna guía que explique la técnica. Y si la sala tiene mucha asistencia, los instructores no pueden controlar que los movimientos de todos estén hechos correctamente. Así que, ante el temor de no estar haciéndolo bien, ¡mejor ir al frente! Si el ejercicio está mal ejecutado, el esfuerzo no tiene efectos, no hay recompensa, y además genera una mala postura, poco disfrute y hasta una posible lesión. Los entrenadores están para eso, para instruir a los alumnos, así que, ante la duda, siempre preguntar.

3. Usar solamente máquinas

Es muy usual que, al comenzar un nuevo gimnasio, el entrenador muestre todos los equipos e instalaciones, y arme una rutina de ejercicios con los aparatos disponibles en el salón. Y si bien éstos tienen un propósito y son de especial ayuda para los novatos, el ejercicio se aprovecha más si se hace un circuito de levantamiento de pesas o mancuernas. Este tipo de máquinas aíslan un solo músculo, lo que significa que se quemarán menos calorías. Además, al no usar una máquina, se trabaja con el propio peso, lo cual ayuda a construir un cuerpo mucho más funcional.

4. Ignorar las propias debilidades

Todos tienen unos ejercicios que disfrutan más que otros, y es normal porque por lo general es porque cada uno sabe en qué es bueno. El desafío es admitir las debilidades, y luego plantearse convertirlas en tus fortalezas. Por ejemplo, si se tienen brazos delgados, pero las piernas podrían estar más esbeltas, anotarse en una clase de spinning e incluir más cuclillas en la serie del día podría ser buena idea. Trabajar en las áreas “problemáticas” ayudará a que no pase mucho tiempo antes de que estén totalmente tonificadas.

5. Perder de vista las metas

Entrenar con un compañero o amigos puede ser entretenido, pero si alguien se ejercita con otro que tiene metas completamente distintas de las suyas, esto puede ser perjudicial para el propio progreso. Si cada quien tiene un interés distinto en el gimnasio, es mejor que trabajen por separado, y luego se encuentren para un café o en el sauna. O pueden compartir momentos juntos mientras se ejercitan, pero siempre enfocándose cada uno en sus objetivos.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Difunden polémico audio donde un secretario judicial de Ercolini maltrata a un policía

El audio de un secretario del juzgado de Julián Ercolini, que, enojado porque lo despertaron a las 2 de la mañana, se desentiende de su labor, se viralizó en medio de los reclamos de la justicia por la nueva ley de Flagrancia

Graves Incidentes en Almagro y Atlético Paraná: Franco Quiróz recibió un balazo de goma en la cabeza

La barra local intentó agredir a un grupo de dirigentes del equipo visitante y la policía reprimió; el futbolista Franco Quiróz, que se había acercado a tranquilizar a la barra, sufrió un impacto en la cabeza; está fuera de peligro