Tecnología

Tras muchos años de estudio, descifran el funcionamiento de la primera “computadora” de la historia

El “mecanismo de Anticitera” fue construido en el siglo I A.C. y hallado en 1900; su función era explicar el universo según el conocimiento astronómico de la época

tecnologia-2217464h540

Luego de once años de investigación, unos científicos consiguieron descifrar las inscripciones del “mecanismo de Anticitera”, conocido como la primera “computadora” de la historia, construida en el siglo I a.C. y utilizada con fines astronómicos y calendáricos.

Este aparato que fue hallado en 1900 en la isla griega de Symi, en el archipiélago del Dodecaneso, fue estudiado con un tomógrafo creado para este fin, donde pudieron entender los textos escritos con letras de dos milímetros de tamaño.

“Para la lectura de cada letra fueron necesarios veinte cortes tomográficos”, explicó el especialista en paleografía Agamemnon Tselikasa durante la ceremonia de presentación.

Gracias a esta lectura el equipo de científicos de las universidades de Atenas, Salónica, Cardiff y Nueva York pudieron hacer una descripción completa del funcionamiento del mecanismo, entender su finalidad y ver cuáles son las partes que todavía no se recuperaron de este artilugio.

Según Yanis Bitsakis, especialista en Historia de las Ciencias, el aparato había sido fabricado para explicar el universo, según el conocimiento astronómico de la época.

En la parte frontal del mecanismo compuesto por un cajón de madera de 33 centímetros de altura, 18 de anchura y 8 de profundidad, había dos círculos, uno para el zodíaco y otro para el calendario egipcio.

En la parte lateral había un botón que al girarlo ponía a funcionar engranajes colocados sobre diez ejes que accionaban a su vez las manecillas de los dos círculos.

Mediante este mecanismo y a partir de las posiciones planetarias en un momento concreto se podían predecir eclipses solares y lunares con hasta 19 años de antelación.

Según profesor de Física de Universo Xenofón Musás, en el mecanismo de Anticítera y en sus inscripciones está todo el conocimiento en materia de física, ingeniería, astronomía y matemáticas del siglo I a.C.

“Para fabricarlo era necesario un muy buen conocimiento de ingeniería y de astronomía, inimaginable tratándose de un periodo situado 1.700 años antes de la revolución científica de los siglos XVI y XVII”, destacó el profesor de Astrofísica de la universidad de Cardiff, Mike Edmunds.

Además, los nombres de los meses en la parte frontal están escritos en el dialecto de la ciudad de Corinto, lo que hace suponer que el fabricante o el propietario era originario de esta ciudad o de alguna de sus colonias situadas en las costas de Epiro, en el mar Jónico.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Al menos 13 personas muertas en un tiroteo y explosión en el centro de Estambul

Las explosiones ocurrieron cerca de un estadio de fútbol y dejaron además una veintena de heridos. Mirá el impresionante video

Lavagna estalló contra el Gobierno: “Usar la billetera para presionar gobernadores no es la manera”

El ex ministro de Economía y referente del Frente Renovador de Sergio Massa apeló a durísimos términos para criticas la gestión de Mauricio Macri