Política

Cristóbal López tuvo que explicar sus negocios con Cristina Kirchner

Luego del allanamiento a las oficinas del Grupo Indalo, desde el entorno del empresario salieron a explicar que tienen todo en regla. Su principal preocupación es el “daño de la imagen y el escarnio mediático”

Busca no ser el foco de atención. Su mayor inquietud no son los allanamientos que captan la atención de los medios de comunicación, ni sus vínculos comerciales con Cristina Kirchner, Cristóbal López asegura ante su entorno más cercano, que su principal preocupación es el “daño de la imagen y el escarnio mediático”.

Según detalla el diario Clarín, el titular del Grupo Indalo fue noticia los últimos meses por la deuda de $ 8.000 millones con la AFIP, al no abonar el impuesto al combustible, dinero con el que financió otras empresas.

Desde entonces los problemas financieros no se detuvieron. La causa Los Sauces SA, de la ex Presidenta también lo alcanzó: dos de sus empresas son inquilinas de esta firma.

“Es todo legal y está declarado, se alquilaba a valor de mercado y en algunos casos más baratos”, indicaron sus voceros.

Los vínculos comerciales de López con la familia Kirchner son diversos y con algunos nombres repetidos. Alcalis de la Patagonia es una de las firmas que alquila oficinas de Los Sauces SA en el edificio de Madero Center, por más de dos millones de pesos anuales, aunque según explicaron el precio “era conveniente”.

Esta empresa productora de de carbonato de sodio, tiene entre sus principales empleados a Osvaldo “Bochi” Sanfelice, socio hasta hace poco de Máximo Kirchner en Negocios Inmobiliarios.

Además fue el intermediario en diferentes compras inmobiliarias que López realizó, cobrándole $ 3 millones en un año. Como si esto fuera poco, IDEA SA que administra tres hoteles de la ex Presidenta (Alto Calafate, Las Dunas y La Aldea), también gerenció El Retorno, hotel ubicado en Bariloche del dueño del Grupo Indalo, cuyo personal el verano pasado trabajó en el Alto Calafate.

Las oficinas restantes propiedad de Cristina Kirchner son alquiladas a Inversora M&S, empresa donde se desempeña Romina Mercado, presidente de Hotesur (investigada por lavado de dinero) y sobrina de la ex mandataria.

“Es todo legal y está declarado, se alquilan propiedades a valor de mercado y en algunos casos más baratos”, explicaron desde el entorno de López al momento de detallar estas operatorias.

Se trata de un departamento, una oficina y cinco cocheras que se alquilaron por $ 2,8 millones anuales, sólo a Inversora M&S se le facturaba $ 220.825 por mes.

López sin embargo asegura a su entorno más cercano, que esta causa “no le genera ninguna preocupación”, ya que considera que eran transacciones “completamente legales”, pese a ser uno de los dos clientes que esta empresa de Cristina, Máximo y Florencia Kirchner tenía. Lázaro Báez era el otro inquilino.

El allanamiento que se realizó hoy sobre las oficinas de la avenida Córdoba, guardan a la fecha poca información. Documentación de Alcalis principalmente y otras carpetas que los abogados acercarán a la Justicia. “Esas oficinas están casi sin uso hace tiempo, incluso sin personal”, explicaron desde la vocería de López.

El dueño del Grupo Indalo descentralizó las oficinas y cada una funciona en la actualidad en sus respectivas sedes, esto se realizó cuando oficializó la escisión de los negocios con Fabián De Sousa, su principal socio comercial. Las medidas judiciales impidieron que avancen con esta determinación.

A la fecha, según señalaron, el empresario K busca vender el 30% de acciones que tiene en Casino Club, empresa que alquiló las instalaciones del Alto Calafate en 2013 por $ 138.412 sólo en concepto de anticipo. Se trata de su negocio más rentable: llegó a facturar $ 5.000 millones anuales.

Además, López quiere vender Alcalis de la Patagonia, firma inquilina de Los Sauces SA.

“Cuando tenga la posibilidad se va a deshacer de los medios”, informaron desde el Grupo. Justamente por los medios de comunicación también fue noticia: el retraso constante en el pago de haberes y despidos fueron una constante este año.

También quiere vender el Banco Finansur y la compañía de seguros que adquirió en 2015. Uno de sus proyectos era crecer en la prestación de servicios financieros, pero la crisis económica en la que quedó inmerso modificó los planes de López que por primera vez, quiere desligarse de sus principales negocios que le garantizaron ingresos millonarios durante el kirchnerismo.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Dura crítica de Elisa Carrió a Massa por Ganancias: “Los argentinos creen en mentirosos fascistas”

Desde Miami, la diputada y aliada del Gobierno advirtió que “en Estados Unidos cayó muy mal entre los empresarios la maniobra” de la oposición para anular el proyecto del oficialismo

Ganancias: las principales definiciones de Emilio Monzó tras la derrota legislativa

“Nunca pensamos que el Frente Renovador pudiera llegar a un acuerdo con el kirchnerismo. Fue una sorpresa que ganara el proyecto de Kicillof”, dijo el presidente de la Cámara de Diputados.