Salud

Quince mitos y verdades del embarazo

Muchas son creencias populares pero otras están avaladas científicamente, lo cierto es que durante la época de gestación van a escuchar muchas de estas frases

69de5_como-saber-embarazada

1. ‘Tengo que comer por dos’: falso

Más allá de que tenés que aumentar la ingesta de calorías a un promedio de 1800 kcal diarias, no hay que excederse.  Lo que sí es importante es que aumentes los productos de calidad en tu dieta: proteínas, legumbres, ácidos grasos buenos y alimentos con fibra.

2. ‘Es mejor no hacer deporte: falso

Al contrario: es recomendable practicar ejercicio, especialmente si antes de quedarte embarazada, este formaba parte de tu rutina. Moverte ayudará a tus articulaciones y a tus pulmones a soportar el aumento de peso. Además, la liberación de endorfinas que se produce también tiene efectos positivos en tu bebé.

Lo que tenés que hacer es tener precaución y adaptar el ritmo a tu estado físico. A no ser que tengas un embarazo de riesgo, necesites reposo absoluto o sufras alguna patología, todos los deportes están admitidos, excepto aquellos en los que podamos hacernos daño y el buceo porque los gases de la bombona podrían ser tóxicos para el bebé.

3. ‘El sauna y el baño turco son peligrosos’: verdadero

No está prohibido, pero no es recomendable que entres en un recinto de esta clase durante el embarazo porque el calor aumenta la frecuencia cardíaca y dilata los vasos sanguíneos, lo cual es malo para la circulación, especialmente de las piernas. Además, podrías marearte y, si te baja mucho la tensión, el bebé podría recibir menos oxígeno y sangre, lo que sería muy peligroso. Si quieres relajarte, mejor darte un masaje o ir a clase de yoga.

4. ‘Es mejor no tomar sol’: verdadero

Los cambios hormonales pueden provocarte manchas en la piel, que se intensifican con el sol. Durante el embarazo, los rayos solares pueden hacer que aparezca el cloasma o máscara del embarazo, una hiperpigmentación en la cara que también puede producirse en otras zonas como las manos y que es muy difícil de hacer desaparecer. El exceso de calor tampoco es recomendable durante esta etapa.

Si querés beneficiarte del sol y de la sensación de bienestar que produce, hacelozlo bien protegida con crema de protección solar alta, sombrero, lentes y evita las horas centrales del día, especialmente en verano.

5. ‘El sexo es más placentero’: depende

La libido durante el embarazo puede aumentar o disminuir según cada caso. Generalmente hay momentos en los que el deseo sexual puede desaparecer, a causa de las molestias del primer trimestre como las náuseas y dolores o por el tamaño de la tripa durante los últimos meses.

Si tu libido se mantiene estable, el sexo sí puede resultar más placentero, especialmente durante los primeros meses, porque el aumento del riego sanguíneo potencia la sensibilidad.

Por otro lado, mantener relaciones sexuales en la recta final puede acelerar el parto, lo cual es positivo siempre y cuando no tengas un embarazo múltiple. En este caso, las contracciones provocadas por el orgasmo podrían dilatar el cuello del útero y existiría peligro de parto prematuro.

6. ‘Los aceites esenciales están prohibidos’: verdadero

Como medida preventiva, no utilices ningún aceite durante el embarazo ya que ciertas plantas son tóxicas y el desconocimiento puede acarrear serias consecuencias. Por ejemplo, el tomillo en grandes cantidades es abortivo.

7. ‘La manteca de cacao evita las estrías’: falso

Contra las estrías, desgraciadamente, no se puede hacer mucho, ya que cuando engordes, tu piel se estirará mucho en poco tiempo y, si es frágil, acabará por romperse y aparecerán las antiestéticas marcas.

La única forma de limitar las estrías es controlando el aumento de peso.

8. ‘Es peligroso teñirse el pelo’: depende

Las hormonas del embarazo hacen que el pelo crezca más fuerte, más brillante y más rápido, lo que es positivo, a no ser que lleves el pelo teñido porque entonces tendrás la raíz de tu color natural en menos tiempo.

La mayoría de tintes no son peligrosos para el cuero cabelludo, sin embargo, durante la gestación tu piel se vuelve más sensible y algunos componentes de los productos de teñido pueden provocarte una reacción. Lo más grave es que el tratamiento a una alergia se complica estando embarazado.

Por ello, lo recomendable es que no te tiñas durante el primer trimestre y, a partir de ese momento, te hagas una prueba de alergia antes de utilizar el producto. Lo que sí debés evitar por completo son otros tratamientos de peluquería como los alisados de queratina y las permanentes.

9. ‘La depilación láser está prohibida’: verdadero

Olvidate hasta después de dar a luz. Estos tratamientos actúan dentro de la piel y serían agresivos para esta durante el embarazo.

También deberías tener precaución con otras formas de depilación. Por ejemplo, la cera hace sufrir a los capilares, que ya están sometidos a las consecuencias de las hormonas y del aumento de peso; por eso es mejor que la evites, especialmente la cera caliente.

Las cremas depilatorias, por otro lado, tienen que ser usadas con precaución. El peligro no está en que pueda afectar al bebé, ya que estas creman actúan a nivel superficial y no existe ese riesgo, si no en la reacción alérgica que pueda producirnos. Si sos de utilizarla habitualmente, podés continuar con este método de depilación, aunque deberías hacerte una prueba de alergia previa.

Las cremas decolorantes sí deberías abandonarlas, sobre todo en los tres primeros meses, porque algunos de sus componentes como el amoniaco y el agua oxigenada podrían ser perjudiciales para el bebé.

Por último, el uso de la maquinita tendrías que limitarlo a las piernas y siempre que no tengas varices u otros problemas circulatorios.

10. ‘Se te pueden caer los dientes’: falso

De forma contraria a la creencia que se tiene de que el feto obtiene calcio de los dientes de la madre, la salud bucodental no se ve afectada hasta el punto de hablar de caída de los dientes.

Es cierto que los cambios en el metabolismo suponen un mayor riesgo de caries y enfermedades de las encías. Sin embargo, una correcta higiene oral y una dieta equilibrada contribuyen a mantener la salud de la cavidad bucal. Los cambios en los horarios de comida y los antojos que llevan a las madres a comer pequeñas cantidades de forma continua suponen una mayor acumulación de placa bacteriana y azúcares.

También los vómitos afectan dado que los ácidos estomacales vuelven los dientes más vulnerables a las caries. Los cambios hormonales favorecen la inflamación de las encías. El control de la placa y el sarro y las revisiones en la consulta del dentista servirán para prevenir situaciones extremas, como la caída de las piezas.

11. ‘Machas de antojos’: falso

Muchas gestantes tienen antojos durante el embarazo. Normalmente, tienen que ver con alimentos de sabores especialmente intensos y, aunque no existe explicación científica, parece tener que ver con la auténtica revolución hormonal que experimenta el cuerpo de la mujer al quedar embarazada.

De hecho, a muchas se les antojan alimentos que de cotidiano detestan. Sin embargo, la constatación de que esto es algo real en el embarazo, no quiere decir que no satisfacerlos acarree algún tipo de consecuencia en el bebé.

La creencia de que si no se cubre un antojo el bebé tendrá una mancha de nacimiento es totalmente infundada.

12. ‘Existe una alta probabilidad de que las madres primerizas tengan un parto prematuro’: falso

La probabilidad de parto prematuro es baja y sólo aumenta cuando hay factores asociados que incrementen el riesgo de prematuridad, pero el hecho de ser madres primigestas no implica una alta probabilidad.

13. ‘Todas las embarazadas tienen que tomar ácido fólico’: verdadero

Se recomienda la suplementación con ácido fólico a toda paciente embarazada, incluso que de preferencia lo haya empezado a consumir antes de la concepción. Su consumo se asocia a una disminución en el desarrollo de malformaciones a nivel del sistema nervioso como la anencefalia, espina bífida, entre otras.

14. ‘Las mujeres embarazadas pueden tomar café’: verdadero

El consumo de café no está contraindicado durante el embarazo, pero su ingesta debe ser moderada, así como también de otros líquidos que contienen cafeína, como bebidas y té

15. ‘No puden hacerse la manicure’: falso

Se puede realizar sin problemas durante el embarazo. Hay que tener precauciones con la manicure gel o acrílicas, pues pueden provocar algún tipo de irritación en algunas personas y los olores también pueden afectar a las embarazada.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Diputados aprobó el proyecto opositor del impuesto a las Ganancias

El oficialismo fue derrotado tras el acuerdo de referentes del massismo, el kirchnerismo y el Bloque Justicialista

“Siguen siendo tiranos”: la ira de una diputada PRO durante el debate de Ganancias

La diputada macrista Silvia Lospennato apuntó contra el kirchnerismo y el massismo, y criticó que se apoyen en el tiempo reglamentario para no dejarlos argumentar su postura