Judiciales

Revelan nuevas pistas de una conexión secreta entre Cristina Kirchner y el juez Casanello

Fuentes judiciales dieron precisiones acerca de posibles vínculos entre el juez que investiga la ruta del dinero K y el círculo cercano a la ex presidenta Cristina Kirchner

Juez Casanello en Comodoro Py

El portal Infobae había publicado un anticipo del escrito que presentaría la defensa de Leandro Báez, pidiendo corroborar la existencia de llamados telefónicos hechos desde y hacia el teléfono celular del juez Casanello, cuando el magistrado se encontraba en la zona de la residencia de Olivos. Habrían sido en agosto y noviembre del año pasado. Cristina era presidenta. La otra punta de esas comunicaciones con el celular de Casanello fueron los teléfonos de Rolando Falke, un abogado que integra el Jurado de Enjuiciamiento de magistrados; y de María Laura Roteta, una fiscal cercana a la procuradora Alejandra Gils Carbó.

Fuentes del diario Clarín, por su parte, revelaron que las llamadas fueron registradas en la antena de telefonía celular ubicada en la calle Manuel de Uribelarrea 481, de Olivos, a 250 metros de la quinta presidencial. Una tercera comunicación con el celular de Casanello habría sido detectada allí en el mes de octubre.

Lo más relevante, según datos de última hora, es que el mismo 6 de agosto de 2015, cuando se comunicaron los celulares de Casanello y el abogado Falke, se habría registrado una llamada al celular de Lázaro Báez en esa misma celda telefónica, identificada como GKN 053.

De ser así, se reforzaría la hipótesis de que Casanello y Lázaro, juez e investigado, habrían coincidido en la zona de la quinta de Olivos donde vivía Cristina. Igual conviene no dejarse llevar por la ansiedad: todo esta sujeto a comprobación judicial.

Días atrás el juez Casanello desmintió en un comunicado oficial haber cobrado dinero de Lázaro Báez para dilatar la investigación. Y afirmó que “nunca, bajo ninguna circunstancia” se reunió con Cristina Fernández de Kirchner.

Un tema interesante a dilucidar es si Casanello pudo haber estado aquellas veces en la mansión del camarista federal Eduardo Freiler, que es su mentor en los tribunales y fue uno de los que votó para desplazar al juez Claudio Bonadio de la causa Hotesur, donde se investigan los negocios hoteleros de la familia Kirchner y su relación comercial con Lázaro Báez.

A mediados de 2014 Freiler, camarista próspero, compró una casa de dos plantas, de más de 1.200 metros cuadrados, frente a la entrada a la quinta presidencial por la calle Villate. Por cierto, al momento de las llamadas del celular de Casanello detectadas en Olivos, la casa de Freiler estaba en obras de remodelación y nadie vivía todavía allí, como informó a fines de agosto de 2015 el diario La Nación.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Lavado de dinero: Citan a Fariña a declarar en la causa contra Daniel Scioli

El ex marido de Karina Jelinek, involucrado en la causa Lázaro Báez y otros, deberá testimoniar ante el fiscal Álvaro Garganta por la denuncia de la diputada Elisa Carrió

Rosendo Fraga: “Macri debe vetar la Ley de Ganancias”

El prestigioso analista político dijo que el Presidente de la Nación tiene que prohibir la ley porque piensa que el Gobierno perdió “la iniciativa política”