Inseguridad

Campi vivió un dramático momento con un final conmovedor

Presenció un robo y la desesperación de una mujer en pleno centro porteño

f620x0-265433_265451_15

Sin importarle si el ladrón estaba armado, el actor lo corrió y recuperó las pertenencias. Las redes se hicieron eco de la noticia: “¡No lo hagas nunca más! ¿Te van a matar por un celular y encima de otro? ¡Pensá en tus hijos y en Denise!”. Sin vueltas, Campi le contestó a su seguidor: “Para estar mejor hay que meterse más”. Ejemplar.

LEA MÁS  Juan Di Natale estalló contra Ángel De Brito

Humilde como pocos y sin divismos, Campi quería que la noticia pasara desapercibida, pero la víctima lo contó en Twitter y recién ahí se animó a expresarse: “¡Milagro! Me arrebataron el celular en el 168, pero @martincampi lo persiguió y lo recuperó! Muchas gracias a él”.

Sarah, que trabaja en un colegio de La Lucila, agradeció el buen gesto del actor a través de Twitter. Pero eso no es todo, porque cuando una persona le recriminó el accionar al cómico, debido a que ponía en juego su vida por algo que encima no era de él, Campi dijo que lo volvería hacer.

LEA MÁS  Un histórico de "Cha cha cha" estalló contra Casero: "No le creo mucho"

Campi la rompe todas las noches con su unipersonal Noti Campi que va por Telefe en el cual hace numerosas imitaciones. Allí, en una parodia de noticiero, el cómico se caracteriza como personajes varios de la actualidad, con guiones, máscaras y vestuario de su autoría. Ahora, Martín Campilongo vivió una difícil situación y dejó en claro su postura.

LEA MÁS  El descargo de Baby Etchecopar tras su pelea con Roberto Navarro
COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Julio De Vido: explican los motivos por los que no va a la cárcel

El ex ministro de Planificación kirchnerista está procesado en la Justicia. De todas formas, su libertad no está en riesgo

dev http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/dev.jpg

Robo a la base de inteligencia de Gendarmería: querían sacar datos judiciales

robo http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/robo-2.jpg

El hecho es el último capítulo de una guerra de espías en la que se disputa poder, influencia sobre los funcionarios y, por supuesto, dinero