Triple Crimen

Pérez Corradi está en Paraguay y se hace pasar por un muerto

Así lo informó hoy la policía paraguaya. El financista apuntado como el cerebro del Triple Crimen de General Rodríguez usa una identificación falsa desde agosto del año pasado

perez-corradi

La búsqueda de Ibar Esteban Pérez Corradi está tomando ribetes morbosos. La policía de Paraguay confirmó que el presunto autor intelectual del triple crimen de General Rodríguez se esconde en ese país bajo la identidad de un hombre muerto hace ya bastante tiempo.

El prófugo aparece en una cédula de identidad paraguaya con el pelo cortado. El documento señala que nació el 25 de febrero de 1980 con el nombre de Walter Manuel Ortega Molinas, un hombre ya fallecido, según fuentes oficiales.

Corradi usa esta identidad desde agosto del año pasado, meses antes de la fuga de tres de los detenidos por el triple crimen de General Rodríguez, informó en Telenoche Rodrigo Alegre.

“Hubo connivencia del personal. No se puede negar. Actuaron dolosamente. Prepararon todo el esquema para delinquir. Si se hubiera comparado las huellas con el sistema, no había qué comparar”, señaló Gilberto Gauto, jefe del Departamento de Identificaciones de la Policía de Paraguay.

Esteban Pérez Corradi, desaparecido desde 2012, está acusado de ser “coautor” del triple crimen de General Rodríguez. Tiene pedido de captura nacional e internacional, pero sigue moviéndose libremente y esquivando un proceso judicial en los Estados Unidos, que lo tiene en la mira. A su vez, se salvó de la emboscada que le tenía prevista la agencia antinarcóticos de ese país.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Malcorra reclamó un gabinete con paridad de género y aseguró: “Mi tema era mujer en la Casa Blanca”

La Canciller aseguró que “el gobierno del siglo XXI” debería tener una representación de género equitativa. Además, sostuvo que “el Presidente es sensible a ese tema”

Se encadenó en el Vaticano para exigir la libertad de los presos políticos en Venezuela

La esposa de Leopoldo López inició una protesta pacífica en el Vaticano para pedir que liberen a su marido y otros dirigentes de la oposición