Política

La Ciudad de Buenos Aires emitió un bono de u$s 890 millones

El destino de lo emitido será el financiamiento del plan de obras de infraestructura y la operación de administración de pasivos del Bono Tango que vencen en el 2017

Novedades importantes en la Ciudad de Buenos Aires. En las últimas horas, se realizó una colocación exitosa de un bono por un monto máximo autorizado de 890 millones de dólares.

Según indica el portal La Política Online, el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, informó que se cerró la emisión internacional autorizada por la ley Nº 5.014 (y modificada por las Leyes Nº 5.236 y Nº 5.492).

El bono tendrá un plazo de 11 años, con una vida promedio de 10 años con 3 amortizaciones equivalentes anuales en los años 2025, 2026 y 2027.

El cupón que pagará este bono es de 7,50% anual y el rendimiento final de la transacción fue de 7,625% anual. El destino de lo emitido será el financiamiento del plan de obras de infraestructura y la operación de administración de pasivos del Bono Tango que vencen en el 2017.

Por otro lado, con esta transacción, la Ciudad logra mejorar su perfil de amortizaciones de deuda, extendiendo los plazos de vencimiento a más de 10 años y reduciendo el costo financiero anual promedio.

En ese sentido, se trata de la mayor emisión de la Ciudad en los mercados internacionales y con el menor costo financiero histórico.

Este resultado es consecuencia de la solidez fiscal, la reputación construida y el compromiso de la gestión actual con la ejecución del plan de infraestructura.

Asimismo, la administración porteña pudo aprovechar el contexto resultante de la normalización de la economía que está llevando a cabo el gobierno nacional.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Gran corrupción: Scioli y su entorno, más complicados por las causas judiciales

Son varios los frentes abiertos en los que la Justicia avanza sobre denuncias por posibles actos de fraude y lavado de activos a través de empresas fantasma

Vergüenza internacional: la Argentina fue excluida de las pruebas PISA

La organización cree que el gobierno de Cristina Kirchner modificó arbitrariamente los lugares donde se tomaron los exámenes para alterar los resultados