Salud

A tener cuidado: las imitaciones de productos pueden dañar tu salud

Si deseamos mucho tener objetos de cierta marca que por motivos económicos no podemos comprar, es mejor no recurrir a las falsificaciones, ya que esto puede costarnos más caro: perjudican nuestro organismo

martes 24 de mayo de 2016 - 3:50 pm

Muchas veces por el afán, más que necesidad, de tener ciertos objetos que están a la moda y no contar con el suficiente dinero para comprar los productos originales de la marca, recurrimos a imitaciones que muchas veces pueden perjudicar nuestra salud.

Estas falsificaciones pueden estar fabricadas con materiales o composiciones que pueden provocar lesiones irreversibles ya que no pasan los controles de seguridad requeridos.

Comencemos con uno de ellos: los lentes de sol. Algunas están tan bien hechas que cuesta diferenciarlas de las originales, pero luego de varios usos comienzan los problemas.

Uno de ellos es que los materiales de las monturas no tienen ningún recubrimiento antialergénico, y su calidad es mala ya que son plásticos de baja densidad por lo que pueden romperse fácilmente.

LEA MÁS  El dolor en las rodillas al hacer deporte

Pero lo más importante es la parte óptica, ya que puede provocar distorsión en los colores y deformación en las imágenes, lo que obliga al ojo a hacer un esfuerzo extra para compensar estos problemas. Con esto, se genera cansación, visión borrosa y dolor de cabeza.

En cuanto a los ratos ultravioletas, hasta lo más básicos se filtran y pueden provocar enfermedades en los ojos como cataratas, degeneración macular y hasta cáncer de piel debido a que los párpados y las áreas que rodean al ojo son muy sensibles.

LEA MÁS  Síndrome del emperador: cuando los chicos maltratan a sus padres

Pero no sólo las gafas pueden ser un problema para los ojos, sino que existe otro producto que puede afectar tanto a estos como al resto del rostro: el maquillaje.

Las falsificaciones pueden contener sustancias peligrosas y tóxicas para la piel que pueden provocar desde rojeces, pequeñas irritaciones o picores a otros daños más serios como dermatitis, infecciones oculares, alergias o manchas, detalla el portal Cosmopolitan.

Los cosméticos falsos no están sujetos a los estrictos controles sanitarios que exige la ley, ni se testaron antes de su comercialización.

Esto vale para sombras de ojos, delineadores, bases, máscaras y para perfumes, pestañas postizas, brochas, entre otros que pueden generar importantes lesiones.

LEA MÁS  Los tics nerviosos: qué son y por qué se producen

Pasemos a los pies, los zapatos son otro de los objetos más codiciados y así también imitados que pueden traer problemas. Los que no cumplan con la normativa pueden pesar más, tener las costuras colocadas en zonas perjudiciales (articulaciones), llevar suelas demasiado rígidas (lo que impide el desarrollo natural de la pisada y puede provocar lesiones en el pie, en el tren inferior y en la espalda).

También puede suceder que la altura de la punta no cumpla la medida recomendada (y presione los dedos) o impedir la ventilación, favoreciendo la aparición de hongos y pie de atleta.

COMENTARIOS