Recreo Bizarro

“Esperando la carroza”: abuelo apareció vivo cuando preparaban su velorio

En Uruguay, un vecino y una nieta de Cono Millán lo confundieron con anciano que falleció en una verdulería y, cuando estaban realizando los trámites para el velatorio y el sepelio, apareció como si nada en su hogar

FileAccessHandler

Este insólito hecho ocurrió en Florida, Uruguay, y tuvo como protagonista a Cono Millán, de 90 años, a quien dieron por muerto y apareció como si nada en medio de los preparativos para “su” velorio.

Este jubilado municipal presenta una vitalidad sorprendente y cada mañana camina varias cuadras por su vecindario para llevarle el desayuno a su bisnieto. Antiguamente se dedicaba a trabajar en frigoríficos de la zona, y hoy en día disfruta de tocar el piano, podar árboles, andar en bicicleta o cuidar sus amigos con problemas de salud.

El último lunes salió a cumplir con su rutina y allí comenzó esta confusión. Por la tarde, pleno centro de Florida, un hombre mayor cayó desplomado mientras compraba en una verdulería y rápidamente empleados de este local llamaron por auxilio.

La policía y la ambulancia acudieron al lugar pero ya era tarde. En ese momento, un vecino de Milán creyó que era él quien había muerto y, al mismo tiempo, una nieta de este apareció y ante la desesperación por la situación, también dio por sentado que quien había perdido la vida era su abuelo.

Luego de los trabajos forenses, la familia comenzó los trámites para el velatorio y sepelio para lo cual se dirigieron al domicilio del anciano y presentarlos en la funeraria.

Mientras tanto, Pablo, el marido de su nieta, quien se quedó en el hogar, creyó escuchar la voz de Millán: “Alcanzame la llave del portón, me dejaron afuera. ¿Para qué trancaron la reja?”, pidió el abuelo a Pablo, que pasmado y lo único que pudo responderle fue: “A vos te están velando, abuelo”.

Tras darse a conocer la noticia en el país vecino, un medio de prensa entrevistó a Millán, quien recordó: “Cuando el esposo de mi nieta (Pablo) me vio se quedó sin habla. Todos lloraban y yo pedía la llave de mi casa porque me dejaron afuera, se habían ido a la empresa fúnebre a hacer los trámites para velarme”.

Si bien todavía no se había iniciado el velatorio, ya había una empresa fúnebre haciéndose cargo de la situación. Y más tarde desafió al destino: “En septiembre voy a cumplir 91 años, estoy agradecido con el que me mandó al mundo. Quiero vivir muchos años más”.

Según la investigación, el fallecido era en realidad un ex funcionario bancario de 85 años, muy parecido físicamente a Millán, lo que hizo que su vecino y hasta sus propia nieta lo confundan. Al mismo tiempo, cuando se confirmó que Cono Millán estaba vivo, el cuerpo del difunto fue trasladado a otra funeraria ya que tenía esta cobertura contratada en otra firma.

La cuestión es que la familia podrá disfrutar del hombre un tiempo más, y este hecho quedará para siempre como una gran anécdota, la cual les recordó a todos la célebre película argentina, “Esperando la carroza”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO