Curiosidades

Insólito: en vivo, una presentadora del clima tuvo que cambiar su vestuario

A Liberté Chan le pidieron que se ponga un suéter porque los espectadores habían tildado su vestimenta de “inapropiada”. "Quiero que sepan que nunca fue mi intención ofender a nadie”, sostuvo luego

presentadora clima

La presentadora del tiempo Liberté Chan vivió un momento extraño mientras trabajaba.

¿Qué fue lo que pasó? En vivo, le pidieron que se ponga un suéter porque los espectadores habían tildado su vestimenta de “inapropiada”. La mujer llevaba puesto un vestido negro de lentejuelas.

En el video aparece Chan y al instante alguien le acerca un saco largo gris. “¿Quieres me ponga esto?, ¿Por qué?, ¿Hace frío?”, pregunta. “Estamos recibiendo muchos correos electrónicos”, contestó su compañero.

LEA MÁS  Estos son los diez relojes más caros del mundo

Luego del episodio al aire, la presentadora publicó una nota en su blog y contó que fue una vestimenta de “emergencia” ya que el primero que iba a usar generaba un mal efecto en pantalla.

“Trabajo en televisión desde hace 10 años y aprendí que cada uno tiene su opinión y que se debe ser prudente. Es un medio visual, a veces tu atuendo funciona y otras no. De verdad que amo mi trabajo, respeto a mis jefes y me encanta trabajar con mis compañeros. Quiero que sepan que nunca fue mi intención ofender a nadie”, sostuvo.

LEA MÁS  Se dedica a limpiar la basura de Cabo Verde y se armó su propio gimnasio "verde"
COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Detuvieron al principal sospechoso de asesinar a Araceli Fulles

Estaba prófugo, pero Gendarmería lo encontró esta noche en la villa 1-11-14

Bario badaracco http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/2446689w620.png

Brasil: fuertes protestas y enfrentamientos armados contra las reformas laborales de Temer

Brasil (3) http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/brasil-3.jpg

El país vivió fuertes escenas de violencia en el marco de la huelga nacional convocada este viernes por las centrales sindicales brasileñas contra las reformas impulsadas por el gobierno del presidente Michel Temer