Policiales

El increíble caso del jubilado al que acusaban de narco

Alcides Pacífico Hilbe tiene 71 años y cultivaba plantas de cannabis en su casa, aunque con fines medicinales, por sus problemas de salud. Lo habían procesado y ahora le dictaron la falta de mérito

Una increíble historia que generó confusión. Poco después de jubilarse, hace seis años, Alcides Pacífico Hilbe (71) aprendió a usar Internet. Para este ex obrero metalúrgico de Villa Constitución, Santa Fe, eso fue como traspasar una puerta hacia un infinito de conocimiento.

Según detalla el diario Clarín, lo primero que hizo, entonces, fue googlear cómo resolver sus problemas de dolor de espalda, oído y sobre todo qué podía hacer para combatir su depresión y la falta de apetito.

Así llegó a la planta de cannabis, que aprendió a cultivar y a extraerle aceite. Su calidad de vida cambió radicalmente.

Pero en el año 2014 la Policía santafecina allanó su casa, le sacó cinco plantas, lo detuvo y la Justicia lo mantuvo procesado bajo la sospecha de que vendía marihuana.

Días atrás, finalmente, la Cámara Federal de Rosario dictó la falta de mérito. Entendió que la acusación no podía probar que el jubilado vendiera porro y concluyó que todo parecía indicar que le daba un uso medicinal a la planta.

El Juzgado Federal N° 4 de Rosario había procesado a Hilbe por tener y cultivar marihuana para su comercialización, dos delitos que están tipificados en la actual ley de drogas.

Cuando la Policía entró a la propiedad de Alcides, el 3 de abril de 2014, encontró las cinco plantas, tuqueras, papelillos para armar y semillas.

El único indicio que lo vinculaba a un posible uso comercial de esta droga ilícita era la presencia sospechosa de un hombre en la puerta de su casa, por lo que la Justicia presumió que podía ser un comprador.

“Me dieron vuelta la casa, ni que fuera un narco. No sé qué estarían buscando. Lo único que se llevaron fueron cinco plantitas que no servían para nada porque eran machos. Había hecho un poco de aceite y el resto me lo pensaba dejar para fumar para momentos críticos de mi depresión”, contó el protagonista.

Los camaristas José Toledo y Edgardo Bello, en el fallo del 10 de mayo, consideraron que no se podía acreditar la acusación ya que faltaban indicios y circunstancias: “En lo que refiere al delito de tenencia con fines de comercialización, la intención de comercio debe deducirse y probarse a partir de elementos objetivos”, puntualizaron.

La Cámara entonces dio lugar a los argumentos presentados por su defensor oficial, Enrique Comellas, apoyado legalmente por Mariano Fusero, de la Asociación Pensamiento Penal; el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) y la Asociación Rosarina de Estudios Culturales (AREC).

“En ese sentido es muy importante el hecho de que la Cámara reconozca tanto la potencialidad terapéutica del cannabis, como el cultivo para uso personal (autocultivo), y no lo criminalice por ello.”, remarcó.

Para Alcides, el fallo de la Cámara (que de todos modos no lo sobresee todavía) es un alivio. “El mismo que me dio la plantita cuando empecé a consumirla. Claro que dictaron la falta de mérito, si no hay una prueba de comercialización. No tenía consistencia”, comentó desde Villa Constitución.

“La planta me ayudó en muchas cosas, en mejorar el ánimo porque siempre padecí depresión, en recuperar el apetito y en dolores para el hombro de tantos años en la fábrica. Y los psicofármacos no me habían ayudado para nada. En cierta manera la marihuana me cambió la vida”, admitió.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Procesan a ex titular de Casa de la Moneda por gastos millonarios con dinero público

La Justicia estableció que Katya Daura usó casi 7,5 millones de pesos para contratar tres vigilantes privados, dos choferes, cámaras de seguridad en la vivienda, y seguimiento satelital de los vehículos del grupo familiar

CILFA, la “intocable”: denuncian connivencia de laboratorios en aumentos de remedios

Desde el Colegio de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Ciudad de Buenos Aires advierten que desde diciembre, son los laboratorios los que deciden los precios; el rol de la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos