Política

Después del fracaso con el cepo laboral, el kirchnerismo busca acercarse a Massa: “Es momento de mas diálogo”

La diputada kirchnerista admitió que el proyecto que prohibe los despidos "está en un embudo", y que difícilmente logren aprobarlo este miércoles en la sesión ordinaria

juliana di tullio1

La diputada por el Frente para la Victoria Juliana Di Tullio afirmó hoy que ese espacio kirchnerista “conversa” con el massismo para intentar un acuerdo que les permita aprobar el proyecto de ley antidespidos del Frente Renovador, que advirtió, “no es la mejor ley”.

Consultada sobre si el bloque aprobará el proyecto massista, la diputada dijo: “No lo se, yo estoy diciendo que hay conversaciones. No es momento de definiciones, es momento de mas diálogo”.

En una entrevista con radio Mitre, Di Tullio cuestionó el proyecto al indicar que “no es la mejor ley del mundo. Yo hubiera preferido el dictamen que teína la Cámara de diputados, no la del Frente Renovador, la primera ley, el primer proyecto que se le dio dictamen en la Comisión de Trabajo”.

En ese sentido, cuestionó que el proyecto diferencie entre “trabajadores de primera y de segunda, según dónde trabajas”, en relación a las modificaciones para PyMES.

Por otra parte, recordó que la iniciativa fue impulsada por las cinco centrales sindicales y no por un bloque del Congreso.

“Me parece que tienen que volver a hablar las cinco centrales sindicales a ver que quieren. Me parece que hay que hablar también con senado”, dijo la diputada y se mostró favor del inicio de un “camino de diálogo a ver que se logra”.

DyN

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Difunden polémico audio donde un secretario judicial de Ercolini maltrata a un policía

El audio de un secretario del juzgado de Julián Ercolini, que, enojado porque lo despertaron a las 2 de la mañana, se desentiende de su labor, se viralizó en medio de los reclamos de la justicia por la nueva ley de Flagrancia

Graves Incidentes en Almagro y Atlético Paraná: Franco Quiróz recibió un balazo de goma en la cabeza

La barra local intentó agredir a un grupo de dirigentes del equipo visitante y la policía reprimió; el futbolista Franco Quiróz, que se había acercado a tranquilizar a la barra, sufrió un impacto en la cabeza; está fuera de peligro