Tecnología General

Dron araña: este quadricopter se pega a techos y paredes como un insecto

Sus diseñadores no solo piensan en este desarrollo como un dron de vigilancia, o para tomar vídeos/fotos de forma prolongada desde una posición concreta, también se contempla como una forma de dejar al dron sujeto en una situación de emergencia, en la que no se puede seguir volando con normalidad, ni hay lugar donde aterrizarlo

domingo 15 de mayo de 2016 - 7:14 pm

Morgan Pope, de la Universidad de Stanford, creó un dron que es capaz de clavarse en paredes y techos, sin ningún tipo de batería extra, logrando así grabar lo que está sucediendo en una habitación desde su privilegiada posición.

Popr, que antes estuvo trabajando en SCAMP (un “bicho” capaz de volar, saltar, y trepar) desarrolló este cuadricóptero, que además de volar posee una especie de cola con la que pivota y permite al dron girarse sobre si mismo hasta colocar la espalda contra la pared.

3

Además posee “microspines”, colocados justamente en la parte superior del dron, o lo que podríamos llamar “espalda”, que interaccionan con la superficie a la que tiene que pegarse. Éstos están compuestos por una serie de pequeñas “almohadillas” que funcionan por fricción, de forma similar a la que lo haría un reptil.

LEA MÁS  Para el 2040 sólo el 1% del sector tecnológico estará compuesto por mujeres
Cuando se ha sujetado, el dron deja de accionar las hélices. Cuando quiere volver a echar a volar, se puede soltar de forma remota, y vuelven a ponerse a funcionar los motores. Verlo en funcionamiento recuerda a la actividad de insectos en nuestras paredes, vamos con un vídeo:

COMENTARIOS