La ruta del dinero K

Punto final para el símbolo de la corrupción K: deciden el cierre de Austral Construcciones

La familia de Lázaro Baéz decidió suspender las actividades para siempre y saldar la mayor cantidad de deudas posibles de la empresa que es investigada por la Justicia por lavado de dinero y evasión fiscal

austral-baez

La familia de Lázaro Báez decidió cerrar Austral Construcciones y suspender las actividades para siempre. Además, buscarán saldar la mayor cantidad de deudas posibles.

“Esperamos que se habilite la realización de pagos a proveedores. Muchos son de vialidad y se podría entregar maquinaria, pero no podemos mover nada de la empresa hasta que la Justicia lo indique”, indicaron fuentes cercanas a la familia.

Símbolo de la corrupción kirchnerista, la empresa fue creada en el inicio del gobierno de Néstor Kirchner  y por primera vez, está sin operar, acosada por las deudas e investigada por la Justicia por lavado de dinero y evasión fiscal.

Durante los últimos doce años, la compañía insignia del empresario K llegó a manejar $ 21 mil millones por obras viales y fue la encargada de llevar adelante el 78,4% de la obra pública nacional. Además, ganó 51 licitaciones de las 80 que la gestión kichnerista destinó a la provincia de Santa Cruz.

Hoy, Lázaro Báez se encuentra detenido en el penal de Ezeiza, mientras la investigación de lavado de dinero conocida como “La Ruta Del Dinero K” presenta signos de avance.

Luciana Báez, la hija mayor del empresario, quedó al frente de la constructora que redujo en más de la mitad su personal desde enero cuando la firma se declaró “sin liquidez”. Austral está denunciada por los manejos discrecionales y por los sobreprecios aplicados a las obras que superan en muchos casos el 50% del valor original por el que fueron licitadas, que en números generales representan más de $ 4.000 millones.

Según indicó el diario Clarín, las deudas fueron en constante aumento: con 508 cheques emitidos sin fondos por $ 32 millones, un crédito en el Banco Nación de $ 160 millones que la entidad financiera ya calificó “con alto riesgo de insolvencia”, no se pagaron las cargas patronales de los empleados.

“Esperamos que se habilite la realización de pagos a proveedores, muchos son de vialidad y se podría entregar maquinaria, pero no podemos mover nada de la empresa hasta que la Justicia lo indique”, señalaron a ese portal allegados a la constructora.

En el día de ayer, Julio Mendoza, presidente de Austral, se desligó de cualquier responsabilidad en la toma de decisiones de la firma. Ante el juez Sebastián Casanello, señaló que “el sector contable y financiero de Austral Construcciones respondía al accionista mayoritario”, o sea Lázaro Báez, quien tenía el 95% del paquete accionario, mientras que su hijo Martín tenía el 5% restante. Pero aclaró que el dinero de ACSA “era todo en blanco”, desmereciendo las declaraciones de Leonardo Fariña.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Al menos 13 personas muertas en un tiroteo y explosión en el centro de Estambul

Las explosiones ocurrieron cerca de un estadio de fútbol y dejaron además una veintena de heridos. Mirá el impresionante video