La ruta del dinero K

El funcionario que tenía que controlar a Lázaro Báez y ahora es millonario

Se trata de Sandro Férgola, quien fue nombrado por Julio De Vido en la Dirección Nacional de Vialidad hasta 2010. Ahora tiene campos en Córdoba, San Luis y Formosa, y vive en el country más exclusivo de la capital cordobesa

lazaro baez1

Sandro Férgola fue el funcionario más poderoso en la Dirección Nacional de Vialidad (DNV) mientras el grupo de Lázaro Báez obtenía la mayor parte de las licitaciones.

En los papeles, Férgola era quien debía controlar que el empresario que alquila las casas y hoteles de la familia Kirchner hiciera bien su trabajo y cobrara un valor justo por ello.

Sin embargo, nada de eso, sucedió. Mientras Lázaro sigue entre rejas, Férgola es ahora un próspero empresario con campos en Córdoba, Formosa y San Luis, que además vive en el country más exclusivo de Córdoba. Así lo informó el diario Clarín.

Férgola es un ingeniero de 51 años que una década atrás vivía y trabajaba en Río Gallegos. Por decreto 838 del 2005 fue designado por Néstor Kirchner y su ex ministro Julio De Vido como gerente de Obras y Servicios Viales de la DNV.

Luego, por decreto 127/08, fue ascendido a sub-administrador del organismo, un cargo que conservó hasta julio de 2010. Ese lustro de la administración K es coincidente con el veloz crecimiento del grupo Báez.

Y Férgola tuvo mucho que ver, ya que era quien estaba del otro lado del escritorio cuando se decidía el reparto de cada obra de rutas o caminos.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Difunden polémico audio donde un secretario judicial de Ercolini maltrata a un policía

El audio de un secretario del juzgado de Julián Ercolini, que, enojado porque lo despertaron a las 2 de la mañana, se desentiende de su labor, se viralizó en medio de los reclamos de la justicia por la nueva ley de Flagrancia

Graves Incidentes en Almagro y Atlético Paraná: Franco Quiróz recibió un balazo de goma en la cabeza

La barra local intentó agredir a un grupo de dirigentes del equipo visitante y la policía reprimió; el futbolista Franco Quiróz, que se había acercado a tranquilizar a la barra, sufrió un impacto en la cabeza; está fuera de peligro