Caso Báez

Horacio Quiroga, el fallecido empresario que podría haber complicado a Báez

El empresario que fue hallado muerto en su casa fue el primer testigo de peso que salió a hablar sobre el vínculo directo de Néstor Kirchner con Lázaro Báez

DYN34.JPG

Horacio Quiroga era un empresario experto en energía que supo ser director de Misahar Argentina y Epsur S.A, las dos petroleras de Lázaro Báez. Además, se trata del primer hombre que le advirtió al dueño de Austral Construcciones que cuide a su hijo Martín y no lo exponga tanto.

En septiembre del 2013, habiendo sido responsable de las dos operadoras, denunció que vio cómo Néstor Kirchner y Báez contaban siete millones de dólares sobre una mesa de unas de las empresas.

Quiroga asumió la presidencia de Epsur y Misahar Argentina, dos firmas hidrocarburíferas que el empresario kirchnerista obtuvo meses antes de que se licitaran 14 áreas secundarias en suelo santacruceño, y fue una persona clave en el primer negocio petrolero de Báez. En 2008 cuando ganan las únicas licitaciones del Estado, Quiroga dirigía las empresas y fue el quiebre en la relación con su empleador.

El 9 de noviembre fue despedido “sin justa causa” por acta de Asamblea de Accionistas y comenzó su cruzada contra Báez.

Tras algunos meses de batallas en la Justicia por su indemnización, terminó ganando el juicio. “El fallo dice que se reconoce mi antigüedad, ingresos, enfermedad inculpable, condenan a la empresa a pagar todo mas con sus intereses, peritos, costas, y no hay una sola acusación ni llamado de atención respecto a la calidad y responsabilidad de mi trabajo”.

Los meses siguientes fueron, relatados por él, “duros, bajo mucha depresión” y sin poder insertarse en el mercado laboral nuevamente.

Hoy, a los 64 años, fue hallado muerto, con un traumatismo de cráneo, en su domicilio de la Ciudad de Buenos Aires, ubicado en Callao 1150.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO