Religión

Polémica en Zárate por las insólitas nomas de vestimenta que un cura estableció para las mujeres

Los habitantes de Lima acusan al párroco por el reglamento que aplicó en la parroquia San Isidro Labrador para los fieles que acudan al lugar

lunes 9 de mayo de 2016 - 5:06 pm

En la localidad de Lima ubicada en el partido bonaerense de Zárate, el párroco Carlos Scarlata, de la parroquia San Isidro Labrador, prohibió a las niñas y mujeres asistir a la Iglesia con ciertas prendas.

Los fieles declararon que el sacerdote les advirtió a las nenas de 9 y 10 años del curso de catequesis asistir a las clases con esa vestimenta como así también lo hizo durante las ceremonias religiosas a mujeres de distintas edades. Gente del lugar asegura que no bautiza a hijos de madres solteras o de padres separados y ve a las nenas de 10 años como provocativas.

LEA MÁS  Aparecieron a salvo los tres argentinos en el sur de Brasil

El medio local Zárate Alerta difundió la imagen de un afiche colocado dentro de la iglesia que especifica la “ropa no permitida” en el templo: minifaldas. transparencias, musculosas, “puperas”, shorts, pantalones ajustados e incluso ojotas.

El mismo cartel aclara a modo de orientación “la vestimenta cristiana femenina”: “ropa suelta, sin escote, con mangas y la falda debajo de la rodilla”. Por otro lado, los varones también tienen restricciones, ya que no pueden entrar con gorros, ojotas, musculosas o pantalones cortos.

LEA MÁS  Violencia narco en Rosario: matan a nena de 5 años para usar su casa como búnker

exhibido-Lima-prohibe-minifalda-pantalones_CLAIMA20160509_0086_28

El cura en cuestión nació en Mendoza y llegó a Lima para asumir como párroco en la fiesta de San Isidro Labrador de mayo de 2015. Venía de la parroquia Santa Teresita de la localidad de Berisso, en la misma diócesis de Zárate-Campana. Ahora algunos de sus fieles iniciaron una campaña de firmas para pedirle al obispo Pedro Laxague que lo traslade a otra zona o, al menos, le pida que flexibilice los criterios de ingreso a la “casa de Dios”.

LEA MÁS  Rescató a los niños tailandeses, pero una mala noticia lo esperaba al salir de la cueva
COMENTARIOS