Sociedad

La increíble historia de la hija de un montonero asesinado por sus pares

El padre de Luciana Ogando había sido fusilado por la agrupación armada. A los 28 años de edad, su familia le contó la verdad. Su testimonio figura en el nuevo libro "Hijos de los 70"

Una increíble historia. A los 38 años, con acento francés y ojos que reflejan la búsqueda como esencia, Luciana Ogando está feliz de haber empezado a armar su vida en la Argentina, de recuperar una parte que le había sido negada y de tener la palabra para contarla.

La muher es hija de Osvaldo Lenti y Paula Ogando, dos militantes de montoneros; su padre fue fusilado por decisión de un tribunal revolucionario de la agrupación armada.

Su madre, secuestrada en el centro clandestino conocido como “Sheraton”, en Villa Insuperable, y trasladada luego al hospital militar de Campo de Mayo, donde nació y pasó los primeros días de su vida.

Paula tuvo que partir a un exilio forzoso en Uruguay, en el año 1977, y luego a Francia, donde crió a Luciana junto a su marido francés, Giles.

Su historia le fue dada con cuentagotas, pero Luciana decidió transmitirla a pesar de la culpa por romper con un mandato familiar: de eso no se habla.

La suya es es una de las 23 que forman parte del libro “Hijos de los Setenta, historias de la generación que heredó la tragedia argentina”, escrito por las periodistas Carolina Arenes y Astrid Pikielny, tras dos años de un arduo trabajo.

LEA MÁS  Más de 120 mil usuarios sin luz por la ola de calor

La madre de Luciana, Paula, llegará este mes de visita, y ella la espera con expectativa y también con temor.

“Yo no le comenté nada (sobre el libro), no creo que se haya enterado, y no sé si se va a enterar. Cuando venga a mi casa lo voy a poner en un cajón”, dice al principio de la entrevista con la agencia Télam.

Luego, transcurrido un tiempo de charla, se relaja y piensa que a lo mejor el libro sea la excusa para que la relación con su madre comience una nueva etapa.

“Cada encuentro con mi mamá es una nueva etapa de mi vida. A lo mejor ya es el momento, a lo mejor estamos en un lugar de escucha, a lo mejor viene y le digo: ‘Toma esto, si querés leelo’, se replantea.

Su relato es una historia que transitó preguntas, reflexiones, hipótesis y verdades a medias. A Luciana le contaron a los 7 años, cuando nacía su hermana, que su padre biológico había muerto en un accidente de autos.

LEA MÁS  Nahir Galarza: el dato de una amiga que la complica

A los 15 años, cuando regresaba a vivir con su familia a la Argentina, le dijeron que en verdad había sido víctima de la dictadura militar (1976-1983).

Recién a los 28 años supo que su padre había sido fusilado por la misma agrupación a la que pertenecía, Montoneros, en el marco de un juicio revolucionario, al que él mismo se había entregado tras haber “traicionado” con información entregada en medio de las sesiones de tortura a la que lo sometieron.

“Muchos años pasé elaborando hipótesis, justificando en el hecho de que mi padre había muerto en un accidente de auto, que mi mamá y yo tuviéramos miedo de manejar”, cuenta Luciana, que admite que “todo el tiempo” esperaba que su madre le “abriese puertas” para conocer su historia.

Cada noche, cuando era muy pequeña, reconoce que tenía la misma pesadilla: “En mis sueños aparecían Gilles y Paula, mis padres, pero en un momento se sacaban las máscaras, y detrás aparecían otras personas que yo no conocía, y eso me angustiaba mucho”.

LEA MÁS  Alcohorexia y adolescencia: la temida asociación entre las dietas y el alcohol

Casi sin querer, menciona que se enteró hace poco, en noviembre, con el libro terminado, que su padre dejó una carta, pero también supo que esa carta se perdió cuando los represores incendiaron la casa en la que estaba.

De su padre, Osvaldo Lenti, también sabe que antes de comenzar una relación con su madre estuvo en pareja con un hombre, y que él mismo se lo confesó a sus compañeros de Montoneros, lo que motivó un tratamiento de “rehabilitación” indicado por la cúpula de la organización militar.

“Acá, en la Argentina, es el único lugar en el que me siento parte, aunque haya una distancia en la forma de pensar, aunque siga siendo la francesita. Sufrí mucho en Europa, me costó conectar, nunca me sentí plena. Extrañé mucho a mis primos, mis tíos y mis abuelos”, explica.

REALICE UN COMENTARIO

COMPARTIR

NOTICIAS RECOMENDADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

pampita-4 http://www.nexofin.com/archivos/2018/01/pampita-4.jpg
Famosas hot

Video: el blooper hot de Pampita en México

"¡Cuando te querés hacer la linda y te sale mal!", escribió Ardohain junto con este divertido video que hasta el momento ya tiene más de 37 mil reproducciones en la red social
argentina http://www.nexofin.com/archivos/2018/01/argentina.jpg
Sociedad General

Argentina, en la mitad de un ranking de los mejores países para vivir

En su tercer año consecutivo, los rankings evalúan a 80 países en una serie de criterios, desde influencia hasta calidad de vida
26183840_1755077364542395_6559145287036698624_n http://www.nexofin.com/archivos/2018/01/26183840_1755077364542395_6559145287036698624_n.jpg
Moda

Aros “constelaciones”: una tendencia fácil de aplicar

Si sos fanática de los piercings o los aros, esta tendencia es para vos: se llama "constelaciones" y es tan simple como generar puntos asimétricos en tus orejas para que los aros que llevas puestos simulen ser una constelación en el cielo
8 http://www.nexofin.com/archivos/2015/06/88.jpg
El After de Nexo

Amazin Amie y unas fotos para el infarto

Esta exuberante modelo te cautivará con sus fantásticas fotos en las que exhibe sus increíbles curvas
elisabetta 4 http://www.nexofin.com/archivos/2015/05/elisabetta-4.jpg
El After de Nexo

Las sensuales fotos de Elisabetta Canalis

Esta hermosa modelo se destaca por su escultural figura y por un rostro que cautiva a todo aquél que lo ve