Política

La empresa de Cristina, Los Sauces, reportó ganancias millonarias y tiene un empleado

Se trata de un jubilado que la familia Kirchner contrató para la sociedad anónima. La diputada Margarita Stolbizer pedirá que la Justicia lo cite a prestar declaración testimonial

Un insólito dato rodea una investigación sobre Cristina Kirchner. Ramón Anjel Díaz Díaz, un jubilado de 68 años, es el único empleado de Los Sauces SA, según los registros de la Anses.

El diario La Nación indica que la sociedad anónima le reportó dividendos millonarios a la ex familia presidencial gracias al alquiler de ocho inmuebles a firmas de Lázaro Báez y Cristóbal López.

La diputada Margarita Stolbizer realizará una ampliación de denuncia en la causa Los Sauces y pedirá que la Justicia cite a Díaz Díaz a prestar declaración testimonial (de lo que se informa por separado).

Este hombre, cobra su pensión en la sucursal del Banco Nación de El Calafate. Vive en una casa modesta de cemento sin revocar y rejas verdes sobre una calle de tierra, en el Barrio Cañadón, a unas diez cuadras del centro.

Según las fuentes, Díaz Díaz presta servicios de mantenimiento en la casa de Cristina Kirchner en la localidad de El Calafate. Su Renault 19 blanco fue visto en varias oportunidades en la casa de la ex presidenta en los últimos meses, estacionado junto a su tranquera.

Los Kirchner lo contrataron en diciembre de 2014 y le realizaron aportes jubilatorios y de seguridad social, al menos, hasta marzo último. Por este motivo, este santacruceño figuró con dos obras sociales: el PAMI y la de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (Uthgra).

Tener empleados jubilados no es ilegal. Según las particularidades del caso, es posible que cambie el régimen de aportes que debe hacer el empleador y también que se registren descuentos en la pensión del trabajador que está bajo ese régimen mixto.

El lunes pasado, la ex presidenta y su hijo fueron imputados por el fiscal Carlos Rívolo por presunto lavado de dinero por el cobro de alquileres, supuestamente simulados, a empresas de Báez y López.

Se trata de las rentas de los ocho inmuebles que pertenecen a Los Sauces SA, cuyos accionistas son Cristina, Máximo y Florencia Kirchner. El expediente recayó en el juzgado de Claudio Bonadio.

El lugar tiene varios problemas de papeles. La Justicia se llevó la primera sorpresa cuando quiso allanar la empresa en julio del año pasado y se encontró con que había declarado un domicilio apócrifo. La pesquisa se complica aún más porque la firma tampoco presentó sus estados contables entre 2008 y 2015.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Lavado de dinero: Citan a Fariña a declarar en la causa contra Daniel Scioli

El ex marido de Karina Jelinek, involucrado en la causa Lázaro Báez y otros, deberá testimoniar ante el fiscal Álvaro Garganta por la denuncia de la diputada Elisa Carrió

Rosendo Fraga: “Macri debe vetar la Ley de Ganancias”

El prestigioso analista político dijo que el Presidente de la Nación tiene que prohibir la ley porque piensa que el Gobierno perdió “la iniciativa política”