Sociedad

Time Warp: dictaron prisión preventiva a tres dealers

Así lo dictó hoy el juez federal Sebastián Casanello, que tiene a su cargo la investigación por las cinco muertes en la fiesta electrónica de Costa Salguero

time warp  argentina

El juez federal Sebastián Casanello procesó hoy con prisión preventiva por comercialización de estupefacientes a tres de los detenidos en la causa que investiga la muerte de cinco jóvenes en la fiesta electrónica Time Warp. Por su parte, el fiscal Federico Delgado dijo que identificaron a “entre 10 y 15” vendedores de drogas.

LEA MÁS  Increíbles excusas de los borrachos para “zafar” del control de alcoholemia

La decisión de Casanello recayó en Rafael Ramirez Lebrón, John Giraldo Guerrero y Lautaro Crespo, quien declaró el martes y afirmó que estuvo en la fiesta y que la droga en su casa era para consumo personal.

Los tres seguirán detenidos y la Justicia federal busca determinar si hubo más personas que hayan vendido drogas en el lugar. Asimismo, el fiscal Federico Delgado investiga si hubo fallas en los controles. Por esta línea de investigación quedó detenido el abogado Víctor Stinfale, señalado por delgado como organizador de la fiesta electrónica y a quien le denegaron su pedido de excarcelación.

LEA MÁS  Accidente más viral de la historia: lo condenaron a 15 años de cárcel

En la causa que investiga las causas de las muertes hay otros cuatro detenidos: Walter Santángelo, socio de Stinfale; el presidente de Dell Producciones, Adrián Conci; el apoderado de la empresa, Maximiliano Ávila; y el responsable del plan de evacuación del evento, Carlos María Garat.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Crisis en Santa Cruz: fuerte cruce entre Macri y Alicia Kirchner

El Gobierno exige que la gobernadora encare reformas en su deficitaria caja jubilatoria y achique los gastos de su planta estatal

poli http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/poli-10.jpg

Gils Carbó acusada de otra operación inmobiliaria sospechosa

Gils http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/gils-1.jpg

Es por un edificio en Corrientes al 1600. Por un semestre de 2015, la Procuración pagó $ 6,5 millones. Sin ocuparlo, luego lo dejó