Mundo Bizarro

KFC creó un esmalte de uñas comestible que sabe a pollo

Justo cuando pensabas que las cosas no se podían poner más raras...

1-KFC-Nail-Polish-Chicken

Si sos de los que se comen las uñas. tal vez comprar el nuevo esmalte desarrollado por el Kentucky Fried Chicken de Hong Kong no sea la mejor idea.

La agencia Ogilvy & Mather se unió con McCormick, los responsables de crear la salsa secreta (una mezcla de 11 hierbas y especias) para crear dos esmaltes comestibles en los sabores “Original” y “Hot & Spicy”.

Para utilizarla, simplemente debe aplicarse el esmalte de uñas y dejarlo secar. Después lamer, una y otra vez.

Los creadores afirman que “la receta de este esmalte de unos comestible es única, específicamente diseñada para mantener el sabor, pero también para que se seque y de una apariencia de esmalte de uñas convencional”.

Por el momento existen una cantidad de unidades limitadas, y la marca invitó a los habitantes de Hong Kong a que seleccionen su sabor favorito, para así producirlo en masa. Vos: ¿lo usarías?

2-KFC-Nail-Polish-Chicken

3-KFC-Nail-Polish-Chicken

4-KFC-Nail-Polish-Chicken

5-KFC-Nail-Polish-Chicken

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Escándalo: Sergio Massa en audios pidiendo criticar a Macri

Se filtraron audios en los que se escucha a Massa pidiendo a sus dirigentes que critiquen a Macri las redees estallaron

Macri-Massa http://www.nexofin.com/archivos/2016/05/macri-massa.jpg

Milani, cada vez peor: seguirá preso y toma impulso la causa del soldado Ledo

Tandil 31-7-13-archivo.el jefe del ejército Cesar Milani y el ministro de def. Agustín Rosssi en una revista por el cuartel de esta ciudad
foto: Fabián GastiarenaTandil 31-7-13-archivo.el jefe del ejército Cesar Milani y el ministro de def. Agustín Rosssi en una revista por el cuartel de esta ciudad
foto: Fabián Gastiarena http://www.nexofin.com/archivos/2017/02/milani-1.jpg

El ex jefe del Estado Mayor del Ejército K seguirá preso al menos 10 días. La Justicia le negó la excarcelación en la causa riojana por secuestro y tortura