Política

El PAMI de la era K: miles de sillas de ruedas abandonadas y hasta urnas escondidas con votos

El nuevo titular del organismo reveló que encontraron "clínicas fantasmas" y "servicios inexistentes facturados", entre un tendal de irregularidades dejadas por la anterior gestión

Rosario, 5/11/2012. Ciudad. Reclamo y corte frente al Pami, Sarmiento al 400. foto: Silvina Salinas

El director del PAMI, Carlos Regazzoni, denunció hoy el accionar de “muchísimos grupos de presión” para evitar que la obra social de los jubilados supere el estado de “abandono” y las prácticas irregulares que dijo haberse registrado en los últimos años y advirtió que “hay prestaciones que están como cartelizadas”.

“A veces donde tocás sale pus. Cada cambio que querés hacer para mejorar las cosas encontrás resistencia de todo tipo”, alertó, un día después de haber revelado en el Congreso la existencia de “circuitos mafiosos”, “clínicas fantasmas”, servicios inexistentes facturados, sillas de ruedas arrumbadas y medicamentos sin entregar, entre otras irregularidades en el Instituto.

LEA MÁS  ¿Nueva censura? Suspenden la presentación del libro sobre Lorenzetti

Tras destacar que las actuales autoridades encontraron “hasta urnas electorales en una filial del PAMI en una provincia”, Regazzoni puntualizó que “salir de esto va a demorar tiempo, no será de un día para otro”, aunque se manifestó “optimista” en poder lograrlo con el apoyo de los empleados y de la ciudadanía en general.

LEA MÁS  Inédita alianza: los Rodríguez Saá se unen a Cristina Kirchner

“El país no es lo que se nos contaba”, enfatizó el funcionario, en una abierta crítica a la gestión kirchnerista, y reiteró que el “PAMI no fue una isla en el país de Lázaro Báez: fue parte de un engranaje diseñado para vivir del Estado y no para ponerlo al servicio de la gente”.

pami-home-sillas-de-ruedas

El directivo, entre las irregularidades descubiertas en el PAMI por las nuevas autoridades, volvió a hablar de “clínicas fantasmas, demoras inauditas para entregar prótesis, viajes en ambulancia que era inventados; todo esto costó muchísimo dinero”.

LEA MÁS  Desde el Gobierno niegan estar buscando "reducir o achicar" el apoyo del Estado

“Fueron años de abandono, el sistema de distribución de sillas, de prótesis no funcionaba o funcionaba muy mal. La gente tenía hasta un año y medio de espera para conseguir su silla de rueda”, detalló. Regazzoni insistió en manifestarse esperanzado: “Todo lo que estamos haciendo es para poner al PAMI en marcha, para que funcione, para que le dé a los afiliados lo que necesitan”, concluyó.

DyN

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO