Panamá Papers

Panamá Papers: los Ciccone abrieron una firma offshore en sospechoso momento

Se registró la sociedad Santa Fe Investments Worldwide SA el 14 de enero de 2009, con acciones al portador. Es decir, poco antes de la quiebra de la imprenta que luego pasó a manos de The Old Fund

Nueva revelación en los Panamá Papers. Al borde de la quiebra y poco antes de desatar el escándalo que terminaría con el procesamiento de Amado Boudou, la familia Ciccone abrió una firma offshore para operar lejos de los controles de la Justicia local.

Según surge de los documentos del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y el diario alemán Süddeutsche Zeitung, a través de la firma Mossack Fonseca,  se registró la sociedad Santa Fe Investments Worldwide SA el 14 de enero de 2009, con acciones al portador.

Es decir, pocos meses antes de que la misteriosa The Old Fund, liderada por Alejandro Vandenbroele, se quedara con la imprenta más emblemática del país y se gestara la causa que más complica al ex vicepresidente.

A diferencia de otros clientes, sin embargo, los Ciccone operaron en el mundo offshore con sus nombres. Así, al registrar Santa Fe Investments Worldwide, se identificaron como beneficiarios finales tres miembros de la familia: Nicolás Ciccone, cofundador del emporio, y sus sobrinas Silvia y Graciela Ciccone, también accionistas de la imprenta.

Uno de los yernos de Nicolás Ciccone, en tanto, quedó registrado como apoderado de esa firma panameña. ¿Quién? Pablo Amato, que durante 2010 se reunió con Vandenbroele y el socio y álter ego de Boudou, José María Nuñez Carmona, para negociar los términos del traspaso de la imprenta y el cobro de dinero.

Señalado como presunto “testaferro” de Boudou, Vandenbroele también apareció en los “Panamá Papers”, pero como representante del estudio Alfaro Abogados ante Mossack Fonseca y tuvo un rol como intermediario y receptor de regalos empresarios del bufet panameño (de lo que se informa por separado).

La offshore de los Ciccone, en tanto, Santa Fe Investments Worldwide, permaneció sin mayores movimientos durante cuatro años. Tanto, que cerca estuvo de ser dada de baja por la falta de pago del canon de mantenimiento.

Recién en junio del año 2013, la sociedad retomó su actividad.

“Esta firma será member de una compañía LLC, la cual se dedicara a la explotación de marcas e inventos en el mundo (excepto USA)”, consta en un e-mail que por entonces envió Mossack Fonseca.

Ese trámite se concretó en julio de ese año, cuando se constituyó Avelino LLC en Florida, con Santa Fe Investments Worldwide como su accionista.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Alta corrupción: el increíble camino de los casi 700 cheques millonarios de Lázaro Báez

Muchos de esos llevan su firma y la de su empresa insignia, Austral Construcciones. Pero también la de sus hijos, Martín, Leandro y Luciana

La insólita revelación de Hebe de Bonafini sobre Milagro Sala

A pocas horas del comienzo de una nueva Marcha de la Resistencia, la titular de Madres de Plaza de Mayo, pidió por la “pronta liberación” de la detenida líder de la Tupac Amaru