Ciencia

Por qué dormimos mal después de un viaje en avión

Para quienes sean viajeros frecuentes, el motivo sería el fenómeno conocido como "efecto primera noche" en el que el cerebro mantiene cierto nivel de actividad en uno de sus hemisferios

Dificultad-para-dormir

Si hablamos de los motivos por los que una persona luego de un viaje en avión le cuesta dormir, seguramente la palabra que primero les venga a la cabeza a todos es “jet lag”.

Pero un estudio publicado recientemente por la revista Current Biology lo desliga de esa culpabilidad, ya que según los neurobiólogos de la Universidad birtánica de Brown que realizaron la investigación, el factor sería el denominado “efecto primera noche”.

Esta habilidad la poseen animales como delfines o ballenas, cuyo cerebro no se desconecta del todo ya que uno de sus hemisferios permanece alerta ante posibles peligros durante su descanso.

La doctora Yuka Sasaki descubrió que el cerebro humano también mantendría inconscientemente cierto nivel de actividad en uno de sus hemisferios. Por ejemplo, en situaciones anómalas como dormir en un entorno que no le es familiar.

Del estudio participaron 35 voluntarios que fueron sometidos a un escáner cerebral durante tres noches consecutivas en un centro de control del sueño. En todos los casos, mostraron una inusual actividad cerebral, siempre en el hemisferio izquierdo, durante la primera noche y en la fase de sueño profundo.

Los investigadores creen que este sistema de alerta se modera o desactiva en el caso de viajeros frecuentes. O se reduce cuando se incorporan elementos familiares al sueño como nuestra propia almohada.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Alta corrupción: el increíble camino de los casi 700 cheques millonarios de Lázaro Báez

Muchos de esos llevan su firma y la de su empresa insignia, Austral Construcciones. Pero también la de sus hijos, Martín, Leandro y Luciana

Desde el Gobierno confirmaron que vetarán la ley de Ganancias si la aprueba el Senado

“Nosotros gobernamos, vamos adelante, y tomamos decisiones que no son simpáticas”, afirmó la vicepresidenta, quien dudó que el proyecto de ley de Ganancias salga del Senado