La ruta del dinero K

La Reina del sur: Luciana Báez, la heredera inesperada del Imperio

Lázaro Báez la dejó a cargo de su imperio empresarial santacruceño, la constructora Austral Construcciones. Dueña de varias empresas y estancias, hoy la hija del empresario más vinculado al kirchnerismo se ve agobiada por cartas documento y allanamientos

lazaro_baez_familia

La tarea de Luciana Báez no es sencilla. Lo que una vez fue una pujante empresa de la mano de contratos con el Estado, hoy se ve envuelta en continuos problemas judiciales, no solo relacionados con la ruta del dinero K, sino que abundan las cartas documento de empleados, ex empleados y proveedores reclamando lo que les corresponde.

Además tuvo que pasar el amargo trago de los allanamientos de innumerables inmuebles y empresas de la familia Báez.

Al igual que el resto de sus hermanos, Luciana constituyó varias sociedades, como Genika SA, en la que es socia de su hermano menor, Leandro para la compraventa, consignación, mandato, permuta, importación y exportación de vehículos. También creó una productora de contenidos audiovisuales y emisora de publicidad, a la que nombró Grupo4 SA, y se dedica a otro rubro tan diverso, como la venta al por mayor de carnes y derivados, excepto la carne de aves, con domicilio en Río Turbio.

Tambien se interesó por comprar tierras y cuenta con dos estancias en el margen norte del río Santa Cruz, que suman 8800 hectáreas y por los cuales pagó $ 1.272.000 en septiembre de 2011. Por tener la firma autorizada en las empresas de su padre, cuenta con un abundante historial de más de 600 cheques rechazados en cuentas jurídicas.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Alta corrupción: Scioli y su entorno, más complicados por las causas judiciales

Son varios los frentes abiertos en los que la Justicia avanza sobre denuncias por posibles actos de fraude y lavado de activos a través de empresas fantasma

Vergüenza internacional: la Argentina fue excluida de las pruebas PISA

La organización cree que el gobierno de Cristina Kirchner modificó arbitrariamente los lugares donde se tomaron los exámenes para alterar los resultados