Judiciales

Ministro de Justicia de Macri no cree que Cristina Kirchner vaya presa

El ministro de Justicia, Germán Garavano, dio su opinión sobre lo que pueda suceder en las causas judiciales en que Cristina Kirchner está implicada. También habló de los bienes de Lázaro Báez. La entrevista completa

german garavano

En una entrevista con Juan Cruz Sanz, en los estudios de InfobaeTV, el actual ministro de Justicia de la Nación habló de todo. Con respecto a Cristina Kirchner, Garavano sostuvo que no cree que la ex presidenta termine tras las rejas.

 

La entrevista completa

 

-Ingresó a trabajar a la Justicia a los 18 años… ¿Por qué?

-Yo estaba muy entusiasmado, mi padre era un abogado que pateaba los tribunales y ya de chico, mientras yo estaba en el colegio secundario, me llevaba a recorrerlos con él. Recuerdo una imagen muy fuerte, que fue entrar a un despacho de un juez con un detenido esperando por una indagatoria. Mientras el juez hablaba en su despacho, con otros colegas, el detenido esperaba. Eso me marcó. Cuando uno ingresa a estos trabajos lo hace con mucha utopía y con el sueño de convertirse en juticiero, en alguien que quiere hacer justicia y nuestra organización judicial, además, en cierto punto lo permite. Antes de los 19 estaba tomando indagatorias por un caso de narcotráfico que eran cosas que debía hacer el juez.

-Muy responsable todo…

-Y eso es lo paradójico, porque sigue ocurriendo y ahí hay un problema.

-¿Sigue teniendo esa utopía?

-La mantengo. La sigo teniendo. Lo discutía con una jueza federal. Creo que si perdemos eso, no tiene sentido aceptar estos desafíos. Y el desafío es tratar de transformar esa realidad y yo tuve la suerte de que a lo largo de mi vida varios de mis proyectos se concreten. Me pasó siendo fiscal general de la Ciudad durante siete años, donde logramos cambiar las fiscalías, acercarlas a la gente. Creo que se puede, es difícil, son instituciones muy corporativas, hay intereses políticos cruzados que hoy uno los ve con una mayor nitidez que a los 18 años.

-¿La Justicia federal es un nicho corporativo?

-Sí. En realidad la Justicia tiene dos niveles de corporación. Uno es legítimo y tiene que ver con, de algún modo, defender el rol del Poder Judicial, un poder siempre muy apetecible por la política. Desde el regreso de la Democracia la política ha tenido cada vez mayores casos que se han judicializado lo que hace que se tenga más interés por saber quiénes son los jueces, cómo resuelven los casos, lo vemos hoy todos los días lamentablemente. Determinado esquema de agrupamiento de los jueces, mas allá de algunas cuestiones con las que yo disiento, terminan siendo útiles para la sociedad. Creo que en el avance del Gobierno anterior en la Justicia, eso generó que los jueces tengan espalda para rechazar decisiones que podían ser inconstitucionales, contrarias a la ley. Después hay nichos más específicos que tienen que ver más con el poder propiamente dicho.

-¿Cree en la Justicia independiente?

-Es una utopía de la Constitución. Como conjunto es muy difícil lograr hacer una afirmación en ese sentido. El Poder Judicial debe crear condiciones para que todos los jueces tomen decisiones independientes en cada uno de los casos. A mayor confianza de la población, más posibilidad de independencia.

-En los últimos días, el ex secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, sufrió repetidos escraches. Los defensores de esa modalidad sostienen que es porque “la Justicia no hace nada”. ¿Cuál es su respuesta a eso?

-Rechazo el escrache. Fueron reacciones desmedidas, fuera de lugar e inadecuadas que en definitiva llevan a esto de la Justicia por mano propia y en términos de una sociedad civilizada es retroceder dos mil años. Lo que necesitamos es ir a una sociedad que crea en la Justicia, que la Justicia de respuesta a las demandas de la sociedad, no siempre como la sociedad quiere, eso es importante. Debemos madurar. El kirchnerismo durante 12 años cargó las tintas sobre esto porque utilizó una metodología que en vez de ir en este sentido, más institucional, lo que generó fue un sistema de presiones muy fuerte: usó a los medios de comunicación, usó la movilización popular. Que la presidenta cuando tenga que ir a declarar, genere una movilización es un signo muy claro de la forma de relacionarse con la Justicia y la sociedad, algo que yo no comporto. El camino es más largo. Hoy hay muchos jueces que están empezando ese proceso. Hay que distinguir ese proceso. Hoy por primera vez en mucho tiempo tenemos detenidos por casos de corrupción.

-Esos jueces que usted señala como “reacción”, son los mismos que tuvieron las causas cajoneadas durante años. ¿Cómo se hace para creer en estas actitudes?

-Me he tomado el ejercicio de no opinar, ni sobre los jueces, ni sobre los procesos abiertos. Lo que vamos a saber en los próximos años es si estamos frente a una reacción o un proceso de cambio. Todo proceso de cambio inicia con una reacción, a veces sobreactuada, a veces excesiva, que uno no lo cree. Eso puede volver a su situación original o estamos realmente frente a un proceso de cambio. El objetivo del Gobierno, y creo que también debería ser de la Corte, el del Poder Judicial, es aprovechar esta reacción, que es de lo que sin dudas podemos hablar, para transformarlo en un cambio. Eso no es mágico.

-Usted defendió en el Congreso el proyecto para modificar el sistema judicial y limitar los poderes del procurador. Repitió varias veces que no es en contra de Alejandra Gils Carbó. ¿Lo sigue afirmando?

-Sí. Sé que es difícil de creer. Lo que se presentó fue un proyecto de largo aliento en términos institucionales. Lo que nosotros creemos es que para poder avanzar es necesario un Ministerio Público con muchos mas controles, pesos y contrapesos. Uno necesita controles sobre la figura del Procurador. Los kirchneristas defienden a Gils Carbó, y otros opositores la atacan. En realidad lo que hacen es proyectar sus propias intenciones en la intención del Gobierno, que es hacer un cambio. Muchas personas que se están probando el traje no quieren estos cambios, porque quieren el cargo con todas estas facultades. Necesitamos un procurador con otra impronta, que le de confianza a la sociedad.

-¿En qué estado está el proceso de aprobación de los pliegos de los elegidos para la Corte Suprema?

-Somos muy optimistas. El proceso, mas allá de los cuestionamientos iniciales, logró una participación ciudadana récord. Ninguno de los candidatos recibió objeciones. El Senado dio opinión favorable y están en condiciones de ser tratados. El presidente del Senado me informó que en los próximos 15 días podrán ser tratados. Son dos personas que no tienen relación con el Ejecutivo. Dos personas independientes, con miradas distintas entre ellos y queremos que la Corte vuelva a funcionar con cinco miembros.

-¿Cree que Cristina Kirchner puede ir presa?

-No. No creo, ni descreo. Realmente lo veo difícil en términos generales. Los procesos estos no deben ser venganzas. La Justicia lo que trata es superar la venganza y la Justicia por mano propia. Tenemos que tratar de ir a respuestas civilizadas. Lo que sí tiene que hacer la Justicia, además de la prisión, es recuperar los activos.

-En ese caso… ¿se puede hacer algo para que, por ejemplo, se ejecuten con rapidez los bienes secuestrados a Lázaro Báez?

-Sí, definitivamente. Los jueces podrían avanzar, con determinadas precauciones y cautelas, en la liquidación de algunos de estos bienes, garantizando a las partes que si hubo algún error se podrá recompensar y resarcir. El Estado es solvente. El Poder Judicial debe liquidar esos bienes rápidamente y las líneas de investigación deben ir sobre la ruta del dinero. Lo importante es seguir la plata, porque ese es el fin último del que roba.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Desde el Gobierno confirmaron que vetarán la ley de Ganancias si la aprueba el Senado

“Nosotros gobernamos, vamos adelante, y tomamos decisiones que no son simpáticas”, afirmó la vicepresidenta, quien dudó que el proyecto de ley de Ganancias salga del Senado

Detuvieron al supuesto responsable por la muerte del operario del subte

La defensa de Marcelo Cuttri, supuesto responsable de la muerte de Matías Kruger, presentó un pedido de excarcelación que fue rechazado