Sociedad

Perdió un diente en clase y su maestra le escribió una tierna carta al Ratón Pérez

María Beatriz Jouve comenzó a ser docente en 1987 en Rosario, pero esta semana se encontró con una situación que nunca antes había vivido: tuvo que dejar constancia de que un niño de primer grado había perdido su diente en el patio

educacion-2194846w640

La escuela es un lugar donde aprendemos no sólo contenidos sino también a portarnos en la vida con el resto de las personas.  La vicedirectora de la Escuela Provincial N° 150 Cristóbal Colón de Rosario, María Beatriz Jouve, más conocida como Betty, dio un gran ejemplo de esto cuando decidió escribirle una carta al Ratón Pérez para dejar constancia de que un alumno había perdido su diente en clase.

Ignacio Gabrielli, un alumno de primer ciclo, había perdido uno de sus dientes en patio del colegio, y no logró encontrarlo para llevarlo debajo de su almohada.

Ante esta situación, la vicedirectora decidió dejar por escrito, con sello incluido, que el niño había perdido su diente de leche en el patio y dirigió su misiva al “Doctor Ratón Pérez”.

Luego, el usuario @chapita subió la carta a Twitter y, de inmediato, la misma se viralizó y cosechó elogiosos comentarios por el gesto de la educadora.

“Dejo constancia que el niño Ignacio Gabrielli ha perdido su diente en esta institución educativa. El mismo estaba muy flojo por lo que probablemente se ha caído entre las baldosas del patio. Se extiende el presente certificado para ser entregado al Sr. Ratón Pérez. Aprovecho la ocasión para manifestar que Ignacio es un buen niño y nunca dice mentiras”, reza la carta.

educacion-2194846w640

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Alta corrupción: Scioli y su entorno, más complicados por las causas judiciales

Son varios los frentes abiertos en los que la Justicia avanza sobre denuncias por posibles actos de fraude y lavado de activos a través de empresas fantasma

Vergüenza internacional: la Argentina fue excluida de las pruebas PISA

La organización cree que el gobierno de Cristina Kirchner modificó arbitrariamente los lugares donde se tomaron los exámenes para alterar los resultados