Sociedad

¿Cuánto costará este invierno usar una estufa?

Como las tarifas de luz aumentaron, usar calefactores a gas sigue siendo más conveniente para el bolsillo que utilizar los eléctricos más tradicionales, como caloventores y radiadores. Se trata de aparatos que la gente sale a buscar de urgencia con los primeros fríos

En los últimos días, el “invierno” se adelantó. Al encender la calefacción de los hogares antes de lo previsto, por primera vez desde que las tarifas de la energía se multiplicaron. Surgió entonces la pregunta obligada: ¿Cuánto cuesta ahora templar la casa?

Según indica el diario Clarín, el número de la respuesta dependerá del tamaño del hogar, los calefactores usados y las temperaturas, entre otras variables.

Pero, como referencia, las familias deberán prever para la época más fría del año un presupuesto de $ 200 mensuales por cada estufa.

Considerando las nuevas tarifas con IVA por metro cúbico (m3) de gas, los consumos indicativos para distintos calefactores que informa el ente regulador (Enargas) y un uso promedio de ocho horas diarias.

En estas condiciones, para los hogares de menor consumo (con la tarifa R1), usar un estufa de dormitorio de 3.000 calorías tendrá un costo de 90 centavos por hora o de $ 216 al mes, casi el quíntuple con respecto a los $ 45 que salió el año pasado.

Para una vivienda de consumo medio (R2-3), la misma prestación tendrá un cargo de $ 233, en vez de los $ 62 anteriores. Y para a un usuario grande (R3-3), el impacto en la factura, que ahora llega con periodicidad mensual, será de $ 399 en lugar de los $ 143 previos.

Si el calefactor en cuestión fuera un tiro balanceado de living, con un poder de 4.500 calorías, el costo mensual de uso ya se irá a $ 323 para el hogar chico (a razón de $ 1,35 por hora), $ 350 para el mediano y $ 599 para el grande.

El salto obedece a que este mes, por decisión del Gobierno Nacional, el cargo variable por el gas consumido aumentó entre 349 y 383% para los pequeños usuarios de Metrogas, los que consumen hasta 800 m3 por año. Para el resto de los clientes, en tanto, las subas fueron del 178 al 275%.

Lo que se sumó a incrementos de entre 188% y 594% en los cargos fijos del servicio, siempre frente a las tarifas básicas vigentes el año pasado.

Habrá igualmente dos maneras de aliviar este gasto, según lo dispuesto. Por un lado, unos 350.000 hogares podrán acceder a una generosa “tarifa social” si el titular es beneficiario de un plan social, jubilado con un haber menor a $ 9.918, empleado doméstico o discapacitado, entre otras condiciones para la excepción.

Por otro lado, todo usuario podrá tener un descuento si logra bajar su consumo de gas en al menos un 15% en comparación con lo gastado en el mismo período del año anterior.

Esa bonificación, que vale sólo para el costo del metro cúbico (no para los cargos fijos), representa una rebaja cercana al 35% para los usuarios de las categorías más bajas y mayor al 20% para el resto. O, visto de otro modo, permite una suba tarifaria de “sólo” 206%, y no del 383%.

Retomando el ejemplo de la estufa de tiro balanceado de 3.000 calorías, los hogares chicos que logren ahorrar gas podrán usarla con un costo de 57 centavos por hora, en vez de 90. Y con un cargo de 1,31 la hora en hogares grandes, en vez de $ 1,66.

Como las tarifas de luz también se dispararon, en este caso hasta un 900%, usar calefactores a gas sigue siendo más conveniente para el bolsillo que utilizar los eléctricos más tradicionales, como caloventores y radiadores.

Se trata de aparatos que la gente sale a buscar de urgencia con los primeros fríos. Se pueden conseguir por sólo $ 600 para “salir del paso”, pero luego pasan factura.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Video: mirá el calamitoso estado en el que Cristina entregó la Casa Rosada

Un video que se hizo viral en Youtube muestra la Casa de Gobierno por dentro en Enero de 2016; azulejos rotos, techos con humedad y cables pelados, entre otras cosas

No hay caso: la Cámara Federal de Casación rechazó el pedido de Timerman y sigue en pie la causa de Nisman contra Cristina

La Sala I de dicho tribunal decidió rechazar el pedido del ex Canciller y deberá declarar el 19 de diciembre; es para definir si se reabre o archiva la denuncia del fallecido fiscal contra Cristina Kirchner y otros funcionarios