La ruta del dinero K

Casanello abandonó WhatsApp para comunicarse con Cristina Fernández de Kirchner

El juez tiene una fluida comunicación con el mundo del kirchnerismo y realiza distintas maniobras para que "la ruta del dinero K" no manche a la expresidenta

Casanello

Con la asunción de Mauricio Macri como presidente, comenzaron a reactivarse causas que involucran a exfuncionarios K con la corrupción. “La ruta del dinero K” quizás sea la más paradigmática y resonadora de ellas.

El juez Sebastián Casanello dio indicios de una reactivación en la investigación que tiene como blanco visible al empresario K Lázaro Báez. Es así que pasó para muchos de ser una “tortuga” a una “liebre”. Pero los avances en la causa por lavado de dinero serían poco menos que virtuales, ya que el magistrado estaría decidido a no salpicar a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, el posible último escalafón de una cadena de corrupción.

Según escribió el periodista Carlos Pagni en base a trascendidos de tribunales, Casanello mantiene contacto permanente con El Calafate, a través de Telegram. El juez prefiere el servicio de mensajería antes que WhatsApp, mucho más fácil de corromper. Apenas Fariña terminó su declaración, se unió a esa mensajería. Además, Casanello habría firmado un pacto de caballeros con Rafecas con un fin claro: proteger a Cristina.

Ex funcionarios, al margen

Casanello no sólo retrasa los procedimientos para ganar tiempo. También acota el delito que se investiga para dejar a salvo a posibles imputados. Durante mucho tiempo Casanello circunscribió su interés a los despilfarros de Fariña. Como el recorte del juez era insuficiente, el kirchnerismo intervino sobre la fiscalía. Carlos Gonella, el fiscal antilavado, escribió a los subordinados de Marijuan que excluyeran a Báez y a Julio De Vido de la investigación. Gonella está procesado por ese consejo. Pero Alejandra Gils Carbó, la procuradora, no lo sancionó.

Luego de su aparición mediática en el programa de Jorge Lanata, Fariña quedó detenido por evasión impositiva. O por hablar. Al poco tiempo, Casanello dictó la falta de mérito de Báez. También redactó el sobreseimiento. Pero, cuando estaba por firmarlo, Cristina Kirchner acusó de deslealtad a su presunto testaferro.

Fariña comenzó a notar que era el único que estaba pagando consecuencias, pese a haber sido apenas un peón de un complejo entramado. Es por eso que ante el cambio de gobierno, se declaró arrepentido. Sus revelaciones obligaron a Casanello a abrir el círculo del expediente. Allí entró Báez. Pero la causa sigue estando restringida. El juez se circunscribe a un caso de lavado de dinero. Es una falta subsidiaria del crimen principal: la fijación de sobreprecios en la obra pública para el cobro de retornos. La excitante “ruta del dinero K” puede conducir a Nassau o Seychelles, pero aleja a los jueces de los Kirchner, dice Pagni. Permite que, a la larga, Casanello transfiera el expediente al fuero penal y económico. Cristina Kirchner, De Vido y los demás acusados de apropiarse de fondos públicos seguirían protegidos.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

El dólar mayorista tuvo la mayor suba semanal de los últimos cinco meses

Saltó 10 centavos este viernes y cerró a $ 15,94; por su parte, en el promedio de bancos y casas de cambio de la City, la divisa terminó vendiéndose a $ 16,10

CILFA, la “intocable”: denuncian connivencia de laboratorios en aumentos de remedios

Desde el Colegio de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Ciudad de Buenos Aires advierten que desde diciembre, son los laboratorios los que deciden los precios; el rol de la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos