Triple Crimen

Un barra cercano a Aníbal F. declaró haber sido contratado para matar a Lanatta

Ramiro Bustamante, preso en Ezeiza, habló ante la jueza federal María Servini de Cubría y reveló que conocía "desde chico" al ex jefe de Gabinete; según contó, el pedido se lo hizo Marcelo Mallo, ex titular de Hinchadas Unidas Argentinas (HUA)

martin-lanatta

Un ex barrabrava de Quilmes cercano al ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández contó ante la jueza federal Marías Servini de Cubría que lo intentaron contratar para matar a Martín Lanatta, uno de los autores del Triple Crimen de General Rodríguez.

El hombre que denunció haber recibido la oferta criminal es Ramiro Bustamante, quien se encuentra detenido en el penal de Ezeiza. La magistrada lo llamó a declarar luego que Martín Lanatta denunciara que lo habían intentado asesinar.

Según el relato de Bustamante, Osvaldo Becerra, exjefe de la barra brava de Quilmes, y Marcelo Mallo, de Hinchadas Unidas Argentinas, le hicieron el ofrecimiento para matar a Lanatta. Según detalló, fue en una reunión en 2009 o 2010 en la casa de Mallo en Quilmes aunque él lo rechazó, tal cual declaró.

Su vínculo con Aníbal Fernández

“Yo voy de chiquito a la cancha, a Aníbal lo conozco de chiquito”, explicó el detenido, según citó el portal TN.com. Dijo que tenía negocios en la cancha de Quilmes, como ser el bar y buffet, y que siempre estaba en contacto con el exjefe de gabinete. “Al tiempo Aníbal me ordenó de nuevo hacer una reunión con Marcelo Mallo porque querían hacer algo de las pintadas” en referencia a propaganda política.

También refirió tener contactos con Andrés Meiszner aunque por cuestiones políticas luego se alejó de éste. Por ello, dijo que como consecuencia Marcelo Mayo “le movió una causa” que tenía por robo y terminó preso.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Difunden polémico audio donde un secretario judicial de Ercolini maltrata a un policía

El audio de un secretario del juzgado de Julián Ercolini, que, enojado porque lo despertaron a las 2 de la mañana, se desentiende de su labor, se viralizó en medio de los reclamos de la justicia por la nueva ley de Flagrancia