Famosos que hablan

¡Así NO! Las polémicas frases de Úrsula Vargués sobre las drogas y las fiestas electrónicas

Úrsula Vargués estuvo como invitada en ¿Quién dijo que es tarde?, el programa de Nicolás Magaldi que se transmite por C5N

f620x0-344017_344035_0

Durante la entrevista, la periodista realizó sorprendentes declaraciones cuando la charla giró hacia la tragedia ocurrida en la Time Warp, la fiesta electrónica en la que fallecieron cinco jóvenes por consumir una droga conocida como Superman.

“Las drogas existen para toda la música. Si vas a un recital de reggae, están fumado porro, un hombre que está en su casa escuchando jazz capaz que está tomando un whisky y se prende un habano. Si nos ponemos a estigmatizar a un tipo de música, no podemos pensar qué podemos hacer para encontrar una solución”, expresó.”Yo estoy a favor de la legalización de las drogas”, agregó.

“No creo que la gente se drogue más porque sea legal”, aseguró. “Acá lo que falta es un control de calidad de las drogas que se consumen. Si vos sabes que esa gente se va a ir a drogar, ¿qué vas a hacer? ¿las vas prohibir?”, cuestionó. “Estas fiestas son todas importadas de Europa. En Alemania, en España, tenes control de calidad. La gente no quiere tomar droga y morirse”, disparó. “Este tipo de drogas no son drogas que generan adicción, son drogas para divertirse”, opinó.

Luego llegó la confesión de su experiencia personal. “He consumido éxtasis hace muchos años atrás, 2001” y tildó de “hipócritas” a muchos mediáticos que consumieron drogas . “Es un combo, yo lo hacía y me divertí mucho ¿Lo volvería a hacer? Sí”, sostuvo.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Malcorra reclamó un gabinete con paridad de género y aseguró: “Mi tema era mujer en la Casa Blanca”

La Canciller aseguró que “el gobierno del siglo XXI” debería tener una representación de género equitativa. Además, sostuvo que “el Presidente es sensible a ese tema”

Se encadenó en el Vaticano para exigir la libertad de los presos políticos en Venezuela

La esposa de Leopoldo López inició una protesta pacífica en el Vaticano para pedir que liberen a su marido y otros dirigentes de la oposición