Política

Esta es la “base aérea fantasma” que deja al norte argentino como zona liberada para los narcos

Se le asignó de que fuera el lugar desde donde el Estado combatiría el narcotráfico. Su construcción costó $12 millones. Para cuidar la frontera, el Gobierno envía aviones desde Córdoba, que tardan 3 horas y media en llegar

No hay nada ni nadie en el lugar. Debido a eso, se la bautizó como “la base fantasma”. Se trata de la Base Aérea Resistencia, por la que se pagó más de 12 millones de pesos allá por 2009, con el objetivo de que fuera el lugar desde donde el Estado combatiría el narcotráfico. Más específicamente, el fin que se le asignó es detectar y accionar contra los aviones que ingresan drogas por el norte argentino. 

Según indica el portal Infobae, cuenta con tres pisos totalmente equipados con tecnología, un radar 3D, hangares y alojamiento para una dotación estable de pilotos, mecánicos, operadores y técnicos, más los soldados que se encargan de la custodia, allí solo está operativo el radar.

LEA MÁS  Patricia Bullrich cuestionó el paro general de la CGT: "No es coherente"

Ni el kirchnerismo ni la actual gestión de Mauricio Macri han logrado que la instalación militar ubicada en la provincia de Chaco funcione con carácter de base permanente, con el objetivo de combatir el narcotráfico.

Según indicaron las fuentes aeronáuticas, la Fuerza Aérea usa, de vez en cuando, el lugar para “misión de despliegue” con traslado temporario de aeronaves que retornan a sus bases originales al término de las operaciones, que puede llegar a tener una duración de dos meses, como máximo.

LEA MÁS  Quiénes son los boxeadores “guardaespaldas” de los Moyano

Las mismas indicaron que dependiendo de quién financie la operación, desde el Ministerio de Defensa, a cargo de Julio Martínez, o el de Seguridad, comandado por Patricia Bullrich, la maniobra significa un gasto extra por parte del Estado, que contempla el pago de viáticos, entre otros rubros, del personal.

A todo esto, hay que sumarle los costos por el soporte logístico para realizar la operación.

En este contexto, el Gobierno dispuso que dos aviones Tucano de la Fuerza Aérea sean asignados al Operativo Fronteras, que custodiará la frontera con Paraguay y Bolivia, por donde ingresan centenares de aeronaves con cargamento ilegal.

LEA MÁS  ¿La ley del ex? Tenso cruce entre Barañao y Cristina

Sin embargo, la inclusión de estos aviones de entrenamiento en la planificación del operativo es cuestionada por algunos sectores, porque los Tucanos permanecerán en alerta pero en la Escuela de Aviación Militar ubicada en la provincia de Córdoba.

Para las fuentes consultadas, esa base está a unos 900 kilómetros de la frontera y se tarda aproximadamente 3 horas y media en llegar a la zona limítrofe, lo que favorece la huida de cualquier avión infractor.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO