Economía

Mercado inflado: el bono a 30 años llegó a venderse con sobreprecio de u$s 4

En promedio, el largo (el más solicitado) tradeó u$s 3 por encima, mientras el de diez años lo hizo a u$s 3 sobre la par. El de tres años se negoció con un sobreprecio de u$s 1,25 y el de cinco años de u$s 2,25. La opinión de distintos expertos

Novedades en torneo al mercado. En la previa, la mega emisión de bonos ya dio sus ganancias. El que logró comprar en el primario y lo vendió en el secundario (gris), llegó a ganar hasta u$s 4,25 sobre la par en el bono de 30 años, aunque luego el sobreprecio en el OTC (over the counter, por afuera del mercado) aflojó a casi u$s 2,5. 

Según indica el diario El Cronista, en promedio, el bono largo (el más solicitado) tradeó u$s 3 por encima, mientras el de diez años lo hizo a u$s 3 sobre la par. El de tres años se negoció con un sobreprecio de u$s 1,25 y el de cinco años de u$s 2,25.

“De todas formas, están todos preocupados porque aún no se informó el allocation (lo que le van a entregar a cada uno) y ya comenzaron las sospechas de que no les entreguen la cantidad que pidieron”, advierte un mesadinerista en Wall Street.

Desde la City aseguran que la oferta total recibida, de u$s 68.600 millones, estuvo ‘inflada’ por la sobresuscripción, entonces muchos fondos duplicaron sus ofertas: si querían comprar u$s 100 millones, ofertaban u$s 200 millones, para poder obtener un cupo por la mitad.

Por eso, estiman que la oferta ‘verdadera’ fue por u$s 34.000 millones.

“Si tenés límite en lo que vas a tomar (u$s 16.500 millones) y todos quieren participar, como para prorratear todos inflan para que les toque un proporcional. En el mercado primario se licitó a 7,5%, luego se dieron vuelta para venderlo en el secundario ‘gray’ (todavía no cotiza). El que compró en el primario y vende en el secundario se lleva la diferencia”, detalla un broker.

Esto suele pasar cuando hay demanda insatisfecha, tanto en colocaciones de bonos como en suscripciones de acciones. Es posible que, cuando empiecen a operar, los agentes colocadores les vendan una parte a los que se quedaron afuera.

El “gray market” va marcando la tendencia: cuando los nuevos bonos salgan a cotizar, no sería extraño que el el título a 30 años vaya arrimando a la par, con lo cual su precio podría subir hasta u$s 3,5 y su tasa descender del 8 al 7,5%.

En consecuencia, la TIR irá tirando abajo la curva: el Bonar 24, que hoy rinde 7,6%, arrimará la tasa al 7%, pues habrá mayor demanda.

“Colocaciones a estas tasas son techo, de acá a los próximos días la tasa de los más largos estará bajando unas décimas, luego habrá que ver cómo evoluciona el mercado en general, salvo que se complique mucho la situación de los emergentes. De todos modos, de ahí a bajar las tasas a 4%, hay un largo trecho”, sostiene Juan Manuel Palacio, productor del Merval.

“Por los rendimientos soy positivo, sobretodo para los plazos largos: 8% de yield en un escenario de riesgo país a la baja es interesante. Por cada 1% que baje el rendimiento, el bono va a subir un 20%. En lo que va del año, nuestros vecinos vienen achicando el riesgo país y en esta última semana la soja repuntó. Por eso, 8% es muy atractivo”, afirma Lucas Reyna, trader de Becerra Bursatil.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Otro narco libre: Escandaloso diálogo entre un Oficial de policía y el secretario de un juzgado

En el medio de las internas por el traslado de la policía Federal a la ciudad, trascendió un polémico audio entre un Oficial de la comisaría 8 y el secretario Fornasari del juzgado federal 10