Panamá Papers

Panamá Papers: aparecen grandes empresarios locales

La mayoría de los involucrados optó por poner a su nombre las acciones de las sociedades offshore. Además, afirman que informaron sobre sus operaciones (o están aún a tiempo) a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). ¿Quiénes son?

Aparecieron nuevas informaciones, sobre los Panamá Papers. En esta ocasión, al menos 15 grandes empresarios argentinos figuran con sociedades offshore a su nombre, o vinculados de manera directa en los documentos. Controlan, en total, más de 40 compañías en paraísos fiscales. 

Según indica La Nación, la mayoría se crearon en Islas Vírgenes Británicas o Panamá, Bahamas o las Seychelles, durante los últimos cinco años, en coincidencia con la imposición del “cepo cambiario” en la Argentina.

Así surge de los documentos del estudio panameño Mossack Fonseca, en el marco de la investigación impulsada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y el diario alemán Süddeutsche Zeitung.

La mayoría de los involucrados optó por emitir acciones “nominativas” (es decir, con sus nombres registrados) en vez de optar por tenerlas “al portador”, que ofrece otra opción de anonimato.

¿Por qué recurrieron a esto? Según ellos mismos, por las restricciones derivadas del cepo y las “trabas al comercio” en la Argentina, por oportunidades de inversión y hasta por la incertidumbre electoral de 2015.

Pero también por las “facilidades operativas” y los “bajos costos” que ofrecen esos paraísos fiscales.

En el caso de los empresarios argentinos detectados, todos afirman que informaron sobre sus operaciones (o están aún a tiempo de informar) a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), que podría cotejar sus dichos con sus declaraciones.

Amalia Lacroze de Fortabat, por ejemplo, operó con Rosewall Enterprises en Panamá, Islas Vírgenes y Seychelles. Y aunque ella falleció en 2012, todas sus compañías permanecen activas.

Su heredera Amalia Amodeo prefirió no hacer comentarios al respecto, posición que también adoptaron otros empresarios argentinos que aparecen en los registros de Mossack Fonseca.

Por su parte, Héctor Magnetto, CEO del Grupo Clarín, aparece vinculado a una sociedad constituida en las Islas Vírgenes Británicas. Se llama East River Associates Corporation, que operó entre 2001 y 2012, cuando se disolvió.

Pero en su caso, no figura como su dueño, sino con un poder de administración que abarca una cuenta bancaria abierta en el banco UBS de Ginebra, Suiza.

Gregorio y Jorge Perez Companc figuran como dueños de las firmas panameñas Pima Investments e Impex Holdings, respectivamente. Ambas están directamente atadas al Banco Itaú.

Los Blaquier, por ejemplo, están vinculados a cuatro offshore: dos en las Bahamas (Financiere Translemanique y Derby Services, también con lazos con el UBS suizo), una en Panamá (Cabonor International Corp., en la que aparece Alejandro Blaquier) y la restante en Islas Vírgenes (Dunmoore Trading, donde se enumera a Carlos Herminio, Agustina, María, Carlos Alberto y Milagro Blaquier, y María Marta Taquini como beneficiarios finales).

También Panamá fue el país que eligió Eduardo Eurnekian, que desde allí decidió operar con la Corporación América Sudamericana entre 1996 y 2003.

Lo hizo como parte de un consorcio internacional dedicado a administrar aeropuertos. offshore. Luis Alejandro aparece como “beneficiario final” de Quinam Investments y Roquel Properties, ambas todavía en actividad. Mario y Lilia Pagani figuran como accionistas de Lafico Group Limited.

Los hermanos Pagani, dueños de Arcor SA, también comparten sociedades. Luis Alejandro aparece como “beneficiario final” de Quinam Investments y Roquel Properties, ambas todavía en actividad. Mario y Lilia Pagani figuran como accionistas de Lafico Group Limited.

Otro empresario vinculado a la industria de alimentos, Alfredo Coto, dueño de la cadena de supermercados, controla Leopold Company desde 2012, a través del estudio uruguayo de Juan Pedro Damiani, uno de los preferidos de los argentinos, firma que permanece activa, sin cuentas bancarias asociadas.

Francisco de Narváez, dueño de El Cronista y accionista minoritario de América TV, está vinculado también: Willowbrook Trading Inc., Power Horse Properties Inc. y Titan Consulting Ltd. (con una cuenta en Suiza), todas en Islas Vírgenes Británicas; y La Esperanza Associated Corp., en Panamá.

La mayoría se utilizaron para canalizar operaciones vinculadas a “Casa Tía”. El mismo aseguró haber declarado el resto de las sociedades “en su momento, mientras correspondió”.

Matías Garfunkel también eligió a Mossack Fonseca y las Islas Vírgenes Británicas. El socio de Sergio Szpolski en el ultrakirchnerista Grupo 23, que dejó más de un centenar de periodistas en la calle y sin cobrar, figura como director y con un poder general otorgado en 2010 para actuar en nombre de Collette Finance Ltd.

Ante la consulta, dijo no recordar haber participado de la sociedad, que quedó inactiva a fines de 2013.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Difunden polémico audio donde un secretario judicial de Ercolini maltrata a un policía

El audio de un secretario del juzgado de Julián Ercolini, que, enojado porque lo despertaron a las 2 de la mañana, se desentiende de su labor, se viralizó en medio de los reclamos de la justicia por la nueva ley de Flagrancia

Graves Incidentes en Almagro y Atlético Paraná: Franco Quiróz recibió un balazo de goma en la cabeza

La barra local intentó agredir a un grupo de dirigentes del equipo visitante y la policía reprimió; el futbolista Franco Quiróz, que se había acercado a tranquilizar a la barra, sufrió un impacto en la cabeza; está fuera de peligro