Economía

Argentina vuelve al mercado internacional con una mega emisión

Se buscará colocar US$ 15.000 millones en bonos a tres plazos que pagarían tasas de entre el 7,5% y 8%, con el fin de obtener dinero para entregar a los buitres con los que se realizó un acuerdo de pago y cubrir el déficit fiscal

Novedades importantes a nivel económico. En el día de hoy, arranca la emisión de deuda soberana más grande en 20 años de un país en desarrollo: la Argentina buscará colocar US$ 15.000 millones en bonos a tres plazos que pagarían tasas de entre el 7,5% y 8%, con el fin de obtener dinero para entregar a los buitres con los que se realizó un acuerdo de pago y cubrir el déficit fiscal. 

Según el diario Clarín, el Gobierno incluirá cláusulas para reducir el riesgo de futuros reclamos de holdouts, ya que quedan aún pedidos de tenedores de títulos en default sin resolución por US$ 3.500 millones.

La licitación transcurrirá en medio de “una demanda asombrosa” por parte de los inversores, según describió el viernes el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, que permitiría al país salir del default selectivo en el que ingresó a mediados de 2014, y pondría fin a una batalla legal con acreedores que rechazaron en 2005 y 2010 reestructurar títulos que Argentina no pago luego del default de 2002.

Desde Hacienda señalaron que aspiran a que sea la última colocación del año en Estados Unidos. Serán títulos a 5, 10 y 30 años.

La emisión, que es bienvenida en los mercados por considerar que Argentina vuelve al mundo pero genera controversia dentro del país, abrirá en Londres, la primer plaza que visitó el equipo económico durante el roadshow (promoción para captar inversores). El lunes por la noche o el martes se cerraría el libro de suscripción.

La subasta estará a cargo de Deutsche Bank, HSBC Securities, J.P. Morgan, Santander, BBVA Francés, Citigroup y el UBS Securities, según se detalló en el boletín oficial el viernes (resolución 134/16).

El documento publicado también reconoce a los bancos una comisión por la colocación de “0,18% sobre el monto total del capital de los nuevos títulos públicos que se coloquen conforme a la oferta que se realice”.

En total se emitirán US$ 15.000 millones pero se utilizarán tan solo US$ 8.500 millones para el pago a holdouts, que corresponden a los acuerdos firmados a partir de la intermediación del “special master” designado, Daniel Pollack, y alcanzan a un 90% de los juicios que se tramitan en Nueva York.

En este grupo están los buitres más pesados: Elliot (que controla a NML), Davidson Kempner, Aurelius Capital y Bracebridge Capital, a quienes Argentina se comprometió a pagarles US$ 4.653 millones en efectivo.

Sin embargo, quedan tenedores por un total de US$ 3.500 millones que no lograron acordar con el Gobierno, y que formaban parte de la demanda original junto a los grandes buitres pero que decidieron otra estrategia.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Dura crítica de Elisa Carrió a Massa por Ganancias: “Los argentinos creen en mentirosos fascistas”

Desde Miami, la diputada y aliada del Gobierno advirtió que “en Estados Unidos cayó muy mal entre los empresarios la maniobra” de la oposición para anular el proyecto del oficialismo

Ganancias: las principales definiciones de Emilio Monzó tras la derrota legislativa

“Nunca pensamos que el Frente Renovador pudiera llegar a un acuerdo con el kirchnerismo. Fue una sorpresa que ganara el proyecto de Kicillof”, dijo el presidente de la Cámara de Diputados.