Política

Cristina presiona a la militancia para que realice reclamos sociales

Les pedirá a sus diputados dejar de lado las peleas entre dirigentes y recuperar el vínculo con la sociedad. Ésa es la misión que le encargará también a un grupo de intendentes bonaerenses

DYN603.JPG

Tras su aparición en la escena política, la ex presidenta les pedirá a sus diputados el jueves dejar de lado las peleas entre dirigentes, y recuperar el vínculo con la sociedad. Ésa es la misión que le encargará también mañana a un grupo de intendentes bonaerenses, con los que se reunirá.

Según indico La Nación, les explicará que la ampliación del espacio político llegará como consecuencia de esa mayor representación social. Como en la economía, les dirá, la clave no es el derrame, sino inyectar desde abajo.

Por lo pronto, la formación de un frente ciudadano para defender lo que ella definió como “los derechos vulnerados” es por ahora sólo un concepto, una hoja de ruta, que el kirchnerismo deberá llenar de contenido.

Lo que tienen claro los dirigentes que responden a la ex presidenta es que deberán pasar más tiempo en la calle: el objetivo es convertirse en la voz de los sectores que perdieron posiciones en estos cuatro meses de gobierno de Cambiemos y de aquellos que podrían perderlas en el futuro, por los despidos, la inflación y los aumentos de tarifas.

La “agenda de la gente” será la que determine la iniciativa parlamentaria del Frente para la Victoria (FPV), según los planes de Cristina. Para eso, la dirigencia kirchnerista intentará estrechar lazos con las organizaciones de base, políticas o de la sociedad civil. Siempre según la línea trazada por Cristina, esa búsqueda deberá ser amplia y plural.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Para Camaño, el problema con Sala es culpa del Gobierno, pero “eso no quiere decir que tenga que ser liberada”

La diputada massista opinó que “ha habido una enorme incapacidad del Poder Ejecutivo de seguir de manera internacional la problemática”

Oposición cara: negociar leyes en el Congreso, le costó al Gobierno unos $ 72.000 millones

Lograr consensos para un oficialismo como el de Cambiemos, con minoría en ambas cámaras del Congreso, costó casi el 4% del presupuesto previsto para 2017