Redes Sociales

Arrestaron a una adolescente que transmitió por Periscope la violación de su amiga

El hecho ocurrió a fines de febrero en una residencia de Columbus, Ohio, donde Raymond Gates violó a una chica de 17 años mientras Marina Lonina mostraba el ataque en las redes

violacion por periscope

Una joven fue acusada formalmente en la Justicia de Ohio, Estados Unidos, este miércoles, de publicar en Periscope el momento en que su amiga de 17 años estaba siendo violada por un hombre de 29. 

El episodio ocurrió el 27 de febrero en una residencia de Columbus, Ohio, donde Raymond Gates violó a una chica de 17 años mientras Marina Lonina, amiga de la víctima, transmitía el ataque a través de la aplicación de celular para mostrar videos en tiempo real.

LEA MÁS  Inesperado cruce tuitero entre Fernando Iglesias y Martín Caparrós

Tanto Lonina como Gates fueron acusados formalmente de secuestro, violación, ataque de índole sexual y abuso de una menor, mientras que la joven también enfrenta un cargo por el uso ilegal de una menor en material audiovisual de naturaleza sexual, informó el sitio NYDailyNews.

El ataque a la joven de 17 años habría sido premeditado ya que los peritos descubrieron que Lonina le había sacado una foto desnuda a la víctima la noche anterior.

LEA MÁS  "Te fuiste a la mierda": Naiara Awada estalló contra Analía Franchin
COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Lava Jato: el increíble escape del argentino que huyó de Brasil

Te contamos la historia de Guillermo Contreras, el constructor argentino que esquivó el affaire de las coimas brasileñas

Guillermo Contreras, empresario argentino que escapó de Brasil por el escándalo del Lava Jato. http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/lava-jato.jpg

A confesión de parte…: “Cristina robaba pero teníamos para comer, hoy tenemos que laburar”

milagro_sala_cristina_kirchner http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/milagro_sala_cristina_kirchner.jpg

En un video publicado por el periodista independiente Arturo Maluco, se ve a simpatizantes de Milagro Sala contar una triste realidad