Salud

Cómo cambia tu cola a lo largo de las décadas

A lo largo de nuestras vidas, el cuerpo va tomando diferente forma y el trasero no es la excepción; conocé cómo es su evolución y cómo retrasar su caída

Portada-2

Una de las partes del cuerpo que las mujeres más desean trabajar es la cola, la cual va cambiando a lo largo de los años dependiendo del metabolismo de cada uno. A continuación, desarrollamos su evolución según describieron los doctores Karen E. Boyle, de la Asociación de Urología Chesapeake, y Joshua Zeichner, del hospital Monte Sinaí.

13 años: a esa edad tiene un tamaño que nunca más conseguirás, ya que la grasa está en su punto más bajo por los niveles de estrógenos, que comenzarán a subir debido a la pubertad. Tus hormonas pueden producir granitos en la piel de esta zona, pero en general, son similares a los de la cara, aunque en ocasiones podrían producir foliculitis. A veces, desaparecen solos pero vigilá la limpieza por si necesitás exfoliarte o utilizar sustancias específicas como peróxido de benzoilo.

LEA MÁS  Pérdida de audición: cómo detectarla a tiempo

20 años: las hormonas de la adolescencia hacen que tu trasero tenga más forma. La acumulación de grasa lo volvió más redondito y, por más que continúe siendo firme, es el momento de esforzarte para mantener esa firmeza y tonificar tus músculos.

30 años: a partir de esta edad comienza la pérdida de masa muscular y las sentadillas no producen el mismo efecto. El ejercicio es importante para evitar la falta de firmeza, ya que la  renovación celular y la producción de colágeno se desaceleran.

LEA MÁS  Algunas cosas que los hombres deben desterrar de la cama

40 años: tus niveles de estrógenos cambian, notás más flacidez y empezás a ver grasa en tus caderas que antes no tenías. Tu cola ya no es tan dura y es más plana, aún así, hay que continuar haciendo ejercicio y comiendo de forma saludable.

50 años: en esta etapa de menopausia, los niveles de estrógenos comienzan a caer, por lo que es importante mantener la rutina de actividad física para prevenir la falta de tono muscular y que la grasa no se mude hacia las caderas. La dieta también es importante para acompañar este proceso.

LEA MÁS  Las cinco cosas que harán de un desayuno una comida saludable

60 años: tener una cola firme y dura también es importante para la salud ya que hará que tu espalda y cadera cuenten con un mejor apoyo muscular, además mejorará tu equilibrio y prevendrá caídas. 

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO