Tecnología

¡Cuidado! diseñan un colchón que detecta infidelidades

Una empresa de Galicia, Españana, diseñó una cama inteligente con sensores ultrasónicos que detecta la actividad sexual y envía una alerta al móvil del propietario

colchon contra infieles

Durmet, una joven empresa gallega, con sede en Ordes (La Coruña), invenstó Smarttress, un colchón con sistema electrónico que detecta las infidelidades.  

Iván Miranda, ingeniero y responsable de la estructura tecnológica de esta pieza, explicó cómo es el sistema: “Externamente el colchón es exactamente igual que cualquier otro. Por dentro, sin embargo, una red de 24 sensores ultrasónicos detectan los cambios de presión en los distintos puntos del colchón en todo momento y además calculan las presiones, ritmos y cadencias y todas esa información se envía a un micro controlador que calcula las mediciones y las compara y diferencia de cualquier otra actividad sobre la cama. Es muy capaz de distinguir entre los saltos de unos niños jugando, de las presiones ejercidas en el juego del acto sexual”.

LEA MÁS  Diseñan "llave maestra" que engaña al sensor de huellas dactilares de los móviles

En el momento en que el controlador detecta este tipo de presiones, conecta con una aplicaicón y manda una alerta al móvil con un plano 3D en tiempo real. Los componentes electrónicos van camuflados con un recubrimiento protector, en los muelles cónicos para que se integren dentro y no sean detectables por fuera bajo ningún motivo.

LEA MÁS  WikiLeaks publicó un tutorial que enseña a espiar con las Smart TV de Samsung

 

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Megaoperativo policial en Palermo, donde hace tiempo intentaron violar a una periodista

Decenas de oficiales llegaron al corredor paralelo con las vías del tren que se inicia em Juan B. Justo y Soler. Aún se desconocen los motivos del operativo

juan b justo http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/juan-b-justo.jpg

Provincia: la Justicia ordena devolver los descuentos a los docentes

doc http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/doc-2.jpg

El fallo lleva la firma de la jueza María Ventura Martínez y significa un alivio para el bolsillo de los maestros