Caso Báez

Lázaro Báez preso: pasa sus días solo, enfermo y sin visitas

Hasta el momento, solo pudieron verlo sus abogados. Recibe asistencia médica, por sus problemas de salud. Es vigilado con cámaras durante las 24 horas y sin ningún tipo de beneficio

Lázaro Baéz actualmente pasa sus días detenido en el Penal de Ezeiza. Sin visitas familiares y sin privilegios. Su hijo Martín investigado también por lavado de dinero, lo vio por última vez en Tribunales la semana pasada y aún no logró que lo autoricen para ver a su padre. 

Según indica el diario Clarín, con su empresa sin operar y al borde de la quiebra, es vigilado con cámaras durante las 24 horas y sin ningún tipo de beneficio.

LEA MÁS  Alicia Kirchner: "A mí no me terminaron de pagar el sueldo de enero"

Con un cuadro diabético, problemas de presión y una arritmia, incrementado por el complejo escenario judicial, la salud del empresario K no atraviesa el mejor momento. Recibe controles rigurosos y continuos ya que algunos parámetros se desajustaron, “producto del estrés”.

El escenario más impensado es al que debe adaptarse hoy: se encuentra en un pabellón para hombres de baja conflictividad y para hombres mayores de 50 años, en una celda de pequeñas dimensiones.

LEA MÁS  Santa Cruz: nueva marcha de antorchas contra la gobernadora Alicia Kirchner

Por su estado de salud, debe cumplir diariamente con su medicación y “lo ideal” como describieron desde su entorno, sería una dieta específica pero reconocieron que “no hay menú en el penal”.

Pese a que su hijo inició todos los trámites correspondientes para poder ingresar al penal en los días asignados para las visitas, aún no consiguió la autorización para poder ir y reencontrarse con su padre. Hace una semana que intenta verlo.

LEA MÁS  Millonaria en la sombra: difunden bienes que Milagro Sala no puede justificar
COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO