Banco Central

Herencia de Kicillof y Vanoli: al Banco Central, el dólar futuro ya le salió $ 70.000 millones

Por la pérdida en el organismo rector del sistema financiero de la Argentina, se podrían haber pagado casi 12 millones de salarios mínimos vitales y móviles de $ 6060 cada uno. La cifra surge de los casi $ 45.000 millones que se perdieron en el mercado de futuros de Rofex y $ 25.000 millones por MAE, segmento donde operan los bancos

Una pesada herencia. “Un regalo con moño y todo”. Así definen en el mercado la venta de contratos de dólar futuro que hizo el Banco Central durante el mandato de Alejandro Vanoli (bajo la órbita de Axel Kicillof), razón por la cual declarará hoy Cristina Kirchner en los tribunales de Comodoro Py. 

Según el Cronista, por la pérdida en el organismo rector del sistema financiero de la Argentina, de $ 70.000 millones, se podrían haber pagado casi 12 millones de salarios mínimos vitales y móviles de $ 6060 cada uno.

La cifra surge de los casi $ 45.000 millones que se perdieron en el mercado de futuros de Rofex y $ 25.000 millones por MAE, segmento donde operan los bancos. En monto de contratos, los dos mercados de futuros venían igual, hasta que los rosarinos le levantaron los límites al BCRA.

Esta emisión monetaria que debe hacer el Central, al darle máxima velocidad a la maquinita de hacer billetes, genera con el correr del tiempo efectos inflacionarios, al haber más dinero en la calle.

Por eso, en la City apuestan a que mantengan el dólar bajo hasta por lo menos el cierre de junio, que es cuando vence la gran masa de contratos vigentes.

De lo contrario, la emisión que deberían hacer exacerbaría en gran medida la inflación. De todos modos, abril, mayo y junio es el trimestre dorado para la liquidación de divisas de los sojadólares, con lo cual se estima que la divisa podría quedar estable en torno a los $ 15.

Es más: el BCRA viene autorizando a varias mesas de multinacionales a girar los dividendos atrasados a sus casas matrices, como así también mayores montos a importadores, de modo que el dólar no caiga por debajo de $ 14,50 y se pierda competitividad.

Si sube, el vendido paga la diferencia entre lo que vale hoy y lo que cerró ayer. Se hace esto diariamente. Si baja, se recupera plata de lo que ya pagó.

De todos modos, a los $ 70.000 millones de pérdida hay que deducirle el 35% por el impuesto a las ganancias, pero sigue siendo una salida para el Central, dado que eventualmente es un ingreso para el fisco.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Oposición cara: negociar leyes en el Congreso, le costó al Gobierno unos $ 72.000 millones

Lograr consensos para un oficialismo como el de Cambiemos, con minoría en ambas cámaras del Congreso, costó casi el 4% del presupuesto previsto para 2017

El hijo de Ricardo Lorenzetti se accidentó en la autopista Rosario-Santa Fe

El vehículo mordió la banquina y se despistó. Días atrás, el presidente de la Corte Suprema protagonizó un choque con una moto en la ciudad de Rafaela