Salud

Los mitos del colesterol que debes dejar de creer

Aunque es importante consultar con el médico para cualquier asesoramiento en reducir y gestionar los niveles, es beneficioso saber lo que, para cada uno de nosotros, es bueno y malo

El colesterol es una sustancia cerosa. En otras palabras, es una grasa que se ubica en las células del cuerpo. Además, se encuentra en los alimentos que ingerimos, como las aves de corral, carne y productos lácteos. Cuando comemos alimentos altos saturados y grasas trans, nuestro hígado produce más colesterol. 

Cuando el cuerpo produce demasiado colesterol, se desarrolla una placa en las paredes arteriales que pueden conducir a enfermedades graves como coágulos de sangre, accidente cerebro vascular o ataque al corazón.

Aunque es importante consultar con el médico para cualquier asesoramiento en reducir y gestionar los niveles, es beneficioso saber lo que, para cada uno de nosotros, es bueno y malo.

A continuación, te presentamos algunos mitos que debes dejar de creer:

El colesterol es algo malo: es necesario para las funciones corporales, incluyendo estabilidad de la membrana celular y la producción de hormonas. Sin embargo, cuando circula demasiado en la sangre y se acumula en las arterias, conduce a la arteriosclerosis, o endurecimiento de las arterias.

Si la arteria se obstruye, puede ocurrir un ataque al corazón o accidente cerebro vascular.

Es causado por lo que comemos: falso. El factor más importante no es la dieta, sino la genética o herencia. El hígado está encargado de eliminar el exceso de colesterol del cuerpo, pero la genética juega una parte importante en la capacidad del hígado para regular el colesterol a un nivel saludable.

Todos deberían tener los mismos niveles: no es un número mágico para todos. Depende del historial de su salud y otros factores de riesgo.

En el tabaquismo, la diabetes o presión arterial alta, deben procurar tener los niveles de LDL (lipoproteínas de baja densidad o “colesterol malo”) con 160mg/dL para un factor de riesgo y con 130 mg/dL para dos o más factores de riesgo.  Si usted ya tiene enfermedad cardíaca o diabetes, debe aspirar a niveles de LDL bajo los 100 mg/dL.

Los niños no pueden tener colesterol alto: si tienen hígados defectuosos pueden tenerlo debido a que el hígado es incapaz de quitar el exceso de colesterol del cuerpo. Pueden disminuir los niveles haciendo ejercicio y una dieta rica en frutas y verduras, baja en grasas saturadas.

Es mejor controlarlo a través de dieta que de medicamentos: para aquellos con niveles significativamente altos o con antecedentes de aterosclerosis, medicamentos como las estatinas pueden ser necesarios para ayudar a reducirlo a niveles saludables. Pueden ayudar a disminuir la inflamación y el riesgo de ataque al corazón.

La margarina es mejor que la mantequilla: la primera es hecha de aceite vegetal, por lo que no contiene colesterol, mientras que la segunda por productos lácteos.

Sin embargo, la margarina es alta en ácidos grasos trans que pueden elevar los niveles de LDL y bajar sus niveles de HDL (lipoproteínas de alta densidad o “colesterol bueno”), aumentando así el riesgo de enfermedad y ataque al corazón.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Noviembre vio la primera suba interanual de producción de autos de los últimos 12 meses

El crecimiento de la producción de noviembre es el primero que registra el sector en los últimos 12 meses: el último registro positivo se remonta a noviembre de 2015, cuando creció 0,5% interanual

Vidal anunció aumento del 18% para estatales en 2017: se ajustará por inflación

Además, la gobernadora bonaerense reconoció que la paritaria que logró cerrar con los gremios estatales de la provincia “queda sujeta a nuevas discusiones si la inflación fuera mayor” a 4,5% por trimestre