Curiosidades de la farándula

¿Quién es el sexy actor de “Moisés y los 10 mandamientos”?

Con sus trajes egipcios y su encanto, el brasilero ya se compró a la platea femenina

f620x0-340804_340822_0

En medio de las exitosas novelas turcas en los últimos años, de la competencia de “Los ricos no piden permiso” con “La Leona”, hace apenas unas semanas, comenzó en Telefe, “Moisés y los 10 mandamientos”. De origen brasilera, la tira tiene como protagonista al sexy actor Sergio Marone que ya compró a todo la platea femenina.

La novela se promocionó como “la primera novela del mundo basada en una historia bíblica”: la de Moisés. La historia empieza en la ciudad de Pi-Ramsés, en Egipto, aproximadamente en el año 1.300 A.C., cuando el faraón Seti I (Zé Carlos Machado) manda a matar a todos los recién nacidos de sexo masculino.Amram y Jocabed, ambos hebreos, esconden a su hijo en un canasto y lo dejan flotando por el río Nilo, con la esperanza de que Dios lo lleve a un sitio más seguro.

El canasto con el bebé recién nacido llega a las manos de la princesa Henutmire, quien decide adoptarlo y criar a Moisés como un príncipe egipcio junto a su tío Ramsés, con quien peleará por el amor de Nefertari.

El personaje de Ramsés, hecho por Sérgio Marone, cautivó a la platea femenina con su belleza y encanto en la pantalla chica. Nació el 4 de febrero de 1981 (35) en la ciudad de São Paulo, Brasil, y ya había formado parte de un éxito como “El Clon” en 2001 con su personaje de “Cecéu” Valverde.

f500x0-340810_340828_0

f500x0-340809_340827_0

f500x0-340805_340823_0

f500x0-340808_340826_0

f500x0-340807_340825_0

f500x0-340806_340824_0

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Lavado de dinero: Citan a Fariña a declarar en la causa contra Daniel Scioli

El ex marido de Karina Jelinek, involucrado en la causa Lázaro Báez y otros, deberá testimoniar ante el fiscal Álvaro Garganta por la denuncia de la diputada Elisa Carrió

Rosendo Fraga: “Macri debe vetar la Ley de Ganancias”

El prestigioso analista político dijo que el Presidente de la Nación tiene que prohibir la ley porque piensa que el Gobierno perdió “la iniciativa política”