Caso BáezPanamá PapersPolítica

Gobierno dice que “es un disparate” creer que detención de Baéz es para tapar escándalo por Panamá Papers

Federico Pinedo celebró la detención del empresario de Santa Cruz porque "tuvo mucha protección" durante el gobierno anterior

pinedo

El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, calificó hoy como “un disparate” que la detención del empresario vinculado al kirchnerismo Lázaro Báez se haya producido para “tapar” el escándalo de las empresas offshore vinculadas al mandatario Mauricio Macri. 

LEA MÁS  Denuncia de Nisman: Cristina Kirchner insiste con el apartamiento del juez Lijo

“Es un disparate, no sé qué es lo que taparían del Panamá Papers. Tal vez alguna otra cosa que no conocemos y que aparecerían”, señaló.

En declaraciones a radio La Red, el senador dijo que es “muy impresionante” la detención del empresario santacruceño porque, afirmó, “tuvo mucha protección” durante el gobierno anterior.

LEA MÁS  Enriquecimiento ilícito: con ironía, Alberto Pérez habló tras los allanamientos

Pinedo recordó que luego de la primera denuncia aparecida en un programa de televisión, junto a otros diputados hicieron una presentación ante el entonces Fiscal Antilavado, Carlos Gonella, pero dijo que “no hizo nada, acusó a otros pero no a Lázaro Báez”.

Sobre la participación de Macri como director de empresas offshore propiedad de su padre, Franco, el ex diputado dijo que “el tema ha sido muy aclarado”, y que el Presidente “no estaba ocultando nada”.

LEA MÁS  Internaron a Lázaro Báez por una arritmia severa

Fuente DyN

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Detuvieron al principal sospechoso de asesinar a Araceli Fulles

Estaba prófugo, pero Gendarmería lo encontró esta noche en la villa 1-11-14

Bario badaracco http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/2446689w620.png

Brasil: fuertes protestas y enfrentamientos armados contra las reformas laborales de Temer

Brasil (3) http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/brasil-3.jpg

El país vivió fuertes escenas de violencia en el marco de la huelga nacional convocada este viernes por las centrales sindicales brasileñas contra las reformas impulsadas por el gobierno del presidente Michel Temer