Salud

¿Por qué tenemos acidez de estómago?

Es un ardor muy frecuente y casi todo el mundo la ha padecido en alguna ocasión, aunque hay personas que la sufren permanentemente. Su aparición está asociada a la edad, la obesidad y a los malos hábitos alimenticios

La acidez de estómago es un ardor muy frecuente y casi todo el mundo la ha padecido en alguna ocasión. Sucede cuando el esfínter esofágico interior (válvula de nuestro organismo que tiende a mantener los ácidos estomacales en el estómago), se relaja y no funciona de forma correcta. 

En ese momento, los gases tienden a irrumpir en el esófago, irritando y llegando a lesionar las paredes, favoreciendo  la aparición de la molesta sensación de acidez.

En la mayoría de los casos termina por no pasar desapercibida: sensación de quemazón que va desde el estómago hacia la garganta, dolor en el pecho que empieza en el esternón y se desplaza hacia la garganta, sensación de que los alimentos vuelven a la boca, sabor ácido o amargo en la parte posterior de la garganta… Estas molestias, sobre todo el dolor, tienden a aumentar cuando nos agachamos o nos acostamos.

Si tenes acidez estomacal, de vez en cuando, o incluso la padeces desde hace ya tiempo, una opción útil (además de acudir a tu médico) es descubrir cuáles son sus principales causas.

Comer demasiado y en exceso: no hay duda que uno de los mejores hábitos para cuidar el sistema digestivo y tener una buena digestión es comer cantidades pequeñas de alimento. Si comes demasiado colmarás las capacidades de tu estómago.

Comer rápido: no damos tiempo a nuestro cerebro de recibir las distintas hormonas que le señalan que nuestro sistema digestivo se encuentra saciado.

Determinadas comidas, alimentos y bebidas: podemos mencionar, por ejemplo, las comidas grasas, picantes y condimentadas, además de frutas como los cítricos, el chocolate o los dulces. También podemos nombrar determinadas bebidas, como por ejemplo las bebidas con gas, el café y el té negro.

Fumar o beber alcohol: provocan que el músculo que separa el esófago del estómago se relaje, de manera que los jugos gástricos ácidos llegan al esófago.

Embarazo: más de la mitad de las mujeres embarazadas sufren de acidez y de ardor de estómago en algún momento. Se debe a la acción de los cambios hormonales que se producen durante la gestación, ya que el músculo constrictor protector situado entre el estómago y el esófago se relaja.

Por otro lado, cuando el embarazo avanza el útero se hace cada vez más grande, presionando el estómago. Por todo ello, al final el esfínter esofágico no es capaz de evitar que los jugos gástricos ácidos pasen hacia el esófago.

Determinadas enfermedades y trastornos digestivos: la Gastritis (que se caracteriza por ser la irritación de la mucosa gástrica), la Gastritis emocional (causada por tensiones emocionales, estrés, nerviosismo y ansiedad) y la enfermedad por reflujo gastroesofágico, en el que los jugos gástricos refluyen de manera patológica desde el estómago hacia el esófago.

Consumo de determinados fármacos:

  • Bloqueadores de canales de calcio para el tratamiento de la hipertensión arterial.
  • Dopamina para el tratamiento del Parkinson.
  • Progestágeno, utilizado como anticonceptivo o para el sangrado menstrual excesivo o anormal.
  • Sedantes para el tratamiento de la ansiedad.
  • Sedantes para el tratamiento del insomnio.
  • Teofilina, para el tratamiento de determinadas enfermedades pulmonares como el asma.
  • Bloqueadores Beta, para el tratamiento de la cardiopatía o de la hipertensión arterial.
COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Macri y su equipo culmina su “retiro espiritual” con muchos objetivos para 2017

La reunión en el complejo turístico de Chapadmalal que termina hoy al mediodía cierra con una cantidad numerosa de objetivos para el próximo año

Cuál fue la ausencia más notoria del retiro en Chapadmalal

La reunión en la costa marplatense contrasta con la modalidad implementada durante el kirhcnerismo, donde no eran habituales las reuniones de Gabinete